...una cosa es desear y otra obtener

alguien con quien compartir sus mentiras. Una esperanza (vana) de haber encontrado algo que valga la pena. No hay valentía, apenas orgullo. Orgullo que uno apenas se cree.

Como si el cigarrillo no bastara, casi masticando el humo. La mañana anterior habia escuchado el mismo cántico. El ave negra habia empezado el ritual hace tiempo, ahora que lo pensaba. No queria imaginar la posibilidad de que hubiera estado esperando todo ese tiempo.

no te mentiré: el deseo de estar junto a ti se hizo mayor con el paso del tiempo, pero uno se acostumbra al deseo insatisfecho. No es que ya no quiera estar junto a tí, no malinterpretes...

No hay comentarios.: