Miradas

Nuevamente, me dirijo sin destino, a la ciudad de las pinturas. A perderme en esta noche de acuarela.
Me dirijo, quien lo diría, a la obscuridad, la real escuela.









.

No hay comentarios.: