La madre de la Noche
se arrepiente:
no debí - le dijo, -
devorar a tu padre.

No hay comentarios.: