No me esperen en abril

Otra vez lo perdí y ha sido un dolor de cabeza. Llegar a las citas, o muy tarde o demasiado temprano.
El reloj. Si lo ven, díganle que no vuelva. Quiero intentarlo una vez más sin él.
.
.
.
Lo encontré finalmente en el bolsillo de una camisa que habia dejado abandonada desde la última vez, hace casi un mes. Luego de atarlo a mi, las cosas comenzaron a salir mal.
- estaba tan bien sin tí - le pensé. El saldo al final del dia fueron los lentes lastimados, el traje inutil, la corbata asfixiando... listo para la actuación, el cansancio y para los planes cancelados.

A veces siento que será lo mejor lanzarlo lejos (sobre todo a la hora de las despedidas). Creo que es verdad. Tengo que lanzarlo muy lejos.

No hay comentarios.: