Memoria



.
.
.
... Es otra pagina otro cielo otro dìa hoy
Mis versos van vestidos de melancolia.

Tierra.

No me esperen en abril

Otra vez lo perdí y ha sido un dolor de cabeza. Llegar a las citas, o muy tarde o demasiado temprano.
El reloj. Si lo ven, díganle que no vuelva. Quiero intentarlo una vez más sin él.
.
.
.
Lo encontré finalmente en el bolsillo de una camisa que habia dejado abandonada desde la última vez, hace casi un mes. Luego de atarlo a mi, las cosas comenzaron a salir mal.
- estaba tan bien sin tí - le pensé. El saldo al final del dia fueron los lentes lastimados, el traje inutil, la corbata asfixiando... listo para la actuación, el cansancio y para los planes cancelados.

A veces siento que será lo mejor lanzarlo lejos (sobre todo a la hora de las despedidas). Creo que es verdad. Tengo que lanzarlo muy lejos.

Propuestas

.
.
.
Solo me dijo que podía ser su reemplazo, pero hizo hincapié en que no intentaría reemplazarla. No le entendía nada y este hecho, además del martillo de su mirada, terminaron por hacerse insoportables.
Me quedé quieto, reticente a meditarlo siquiera. El martillo era un solo, único y continuo golpe en mi frente y terminé vencido, pensando que tal vez no soy un héroe, que no tengo por qué serlo, que soy solo un ser humano que no tiene por que soportar o sacrificarse por nada.
Desandé el camino andado y el primer pasó tuvo un sonido muy claro para ella. No podría decir que seguía ensimismada en ver hacia adelante. Por el contrario, aunque ni su ubicación ni su postura habian cambiado, la tensión de sus facciones me decian que tenia puesta toda su atención en los sonidos que producian mis pasos al abandonarla. Quizás fuera lo único que recordara de mí, después de todo. Con la conciencia de ser observado por sus oidos llegó mi arrepentimiento. El siguiente paso tuvo un sonido distinto, ahora que sabia que ella me prestaba atención. No quería que fuera así, no debia ser así. El siguiente paso recobró la seguridad, nunca debió ser así. Desandé el camino andado.

Respuestas

Esta vez no hubo evasivas cuando le pregunté. La abracé. Es decir, lo intenté. Rechazó mi cuerpo con la rapidez que solo otorga la angustia, para luego explicarse de una manera que no comprendí. Juro que no comprendí, o tal vez era que las palabras no llegaban a mis oidos, como si no estuvieran destinadas a mí. Mientras reemprendiamos el camino, intentaba descrifrar lo que en mi cabeza habia sido el sonido de su voz, mirándola a los ojos de rato en rato, ella devolviendome la sonrisa por algo que seguramente creía que yo había comprendido. Me detuve un momento y ella se adelantó un par de pasos más, convencida, casi cantante, de la comunión en la que nos encontrabamos. Repentinamente, tuve la impresión de ser observado y volteé, al momento que la mano de una muchacha de cabello negro se posaba sobre mi hombro. Conocía esa mirada y la detestaba. Sabía que no era culpa suya, pero no podia evitarlo. Miré nuevamente a mi compañera, que no habia abandonado su lugar a pocos pasos frente a mí, abstraida en algún sueño que no lograríamos alcanzar juntos.
.
.
.

Recuerda...

...que una vez, cuando era pequeño, alguien blandió un cuchillo frente a él, y le escribió palabras extrañas en el corazón. De la realidad de aquella pesadilla quedaba tan solo una marca en la piel. A veces, sus dedos viajaban, siguiendo la ruta, el lugar de donde hace tiempo ya, terminó por desprenderse una cicatriz.
Palpar y presionar, presionar y palpar. Notar otra vez la hendidura, hasta finalmente aceptar para sí, que la piel sellada era solo una fachada. Detrás, la carne continuaba separada. Casi podia sentirlo, unos labios moviendose ante la presión de sus dedos. - Hay una boca tras esa herida cerrada - pensó. Era consciente del movimiento, de algo que no debia estar ahí, debajo de su piel.
Un dia, harto de la falsa cicatriz, sujetó con fuerza un cuchillo (otro, que eperó fuera el mismo). Empujó a través de la linea cerrada y fue como la llave que encuentra su cerradura. Esta vez lo haría todo bien. Sanaría desde adentro, y no dejaría la herida cerrarse, sino hasta estar seguro de que ahí adentro, ya todo estaba bien.

.
.
.

No contento con el final?

Luego de liberar con el cuchillo, la boca prisionera de su corazón, se sentó a esperar hasta que esta se cansara de vomitar. Tenía paciencia. Luego llegaría la tranquilidad.

una niña, una madre, una mujer...

Como una barca de papel
que cuando se moja se hunde,
como una manzana que al morder
la cabeza me confunde

como una veleta que se mueve
y al viento no obedece,
...me gusta como eres.

Como una balanza que mide el tiempo,
la soledad y el silencio,
como un agujero en el cielo
por donde se van los sueños,

como esa cesta que tanto cuesta llenar
y que se vacía al momento,
…me gusta como eres.

Como una herida en el corazón que no me duele,
me gusta como eres...
como una ventana que al cerrar deja correr el aire
una niña, una madre, una mujer en mi vida.

.
.
.
.

Como una nube cargada de agua que moja la tierra seca,
como la manta que me protege cuando el invierno llega,
como la vela que se prende y me rescata de la oscuridad,
...me gusta como eres.

Como esa calle que siempre me lleva a ese sitio al que quiero llegar,
como ese bar en la carretera en el que me paro a descansar,
como la peninsula sin bandera en la que me siento libre,
...me gusta como eres.

Como una herida en el corazón que no me duele,
me gusta como eres…
como una ventana que al cerrar deja correr el aire
una niña, una madre, una mujer en mi vida.

.
.
.
.

Como una barca de papel
que cuando se moja se hunde,
como una manzana que al morder
la cabeza me confunde

como una veleta que se mueve
y al viento no obedece...




Jarabe de palo - Me gusta como eres


ps: Es su dia, despues de todo