Larga caminata

Este texto está protegido por una licencia


Long Walk
de Duncan Shields
Diciembre 08, 2008


LARGA CAMINATA

Algo que me gusta hacer es colocar mi iPod en 'Receptor', configurar el alcance a diez metros, y salir a dar una larga caminata.

Todos en la calle tienen los audífonos puestos. Camino a través de un grupo de muchachos. El track 5 del album post crash de Linkin Park alborota mis auriculares, seguido por los acordes finales del clásico debut de Cancer Seed, siendo reemplazado por el nuevo himno de Speed Coma.

Siempre, desde la noche vieja del 2012 y la famosa huida de Jenny, he estado revolviendome en mi autocompasión. No he podido sacarmela de encima. Lo he intentado pero es su rostro el que asalta mis pensamientos, las imágenes de su risa o momentos específicos de afecto. Ahí es cuando sé que ya estoy mal.

Está lloviendo afuera, una fina garúa. Las imágenes arriba, en las pantallas gigantes del Main square, de las últimas tropas volviendo a casa de Irak, se han venido repitiendo desde hace dias. Existe una sensación de alivio mundial, pero también una callada intranquilidad por el futuro de la energía. Como mantenemos las luces encendidas se ha convertido en la nueva frase para el segundo periodo de Obama. Él está allá arriba en las pantallas también, en silla de ruedas, sobreviviente de dos intentos de asesinato. Wu Tang 2.0 compuso para él Teflon Black.

Una manada de compradores pasa junto a mí con el destello blanco de sus audífonos. Altas y delgadas mujeres, con ese aire europeo de perezosa majestad. Azafatas en dia libre, supongo. Su europop se va internando en mi cabeza, todo sintetizadores minimalistas y un idioma que no reconozco, codo a codo mientras pasan junto a mí. Escuché lo que supuse era hip hop escandinavo disolviendose en una balada alemana mientras la última mujer pasaba. Me echó una mirada mientras yo seguía con la cabeza el ritmo de su música y ella me hacía caras.

Ha estado lloviendo todo un año aquí. Un nuevo record cada dia. Estamos en una meseta elevada pero las ciudades costeras llevan meses en estado de emergencia. La necesidad es la madre de la inventiva, así que, ahora que los estados de los ricos están siendo amenazados por ambas costas, han salido adelante estas leyes, las cuentas de Recuperación de la Atmósfera están pasando a través de las instituciones de legislación gubernamentales con regularidad. Somos un planeta entero de gente que espera que no sea demasiado tarde.

Ahora estoy pasando la galería de arte, pasando los vendedores de droga y los viejos jugando ajedrez por dinero. Sus auriculares son grandes y a prueba de agua, haciendo que se vean como ancianos DJs o como insectos. Cuerdas de Mozart y Wagner surgen a través de mis audífonos mientras paso junto a los tableros de ajedrez, a lo largo de un lento reggae de Marley y el ritmo de RE-Shine de los vendedores, relajandose en los paseos como si la lluvia fuera la luz del sol.

Es como cambiar el dial en una radio y cada estación pasando algo diferente. Estoy pensando en Jenny de nuevo, pero estas caminatas siempre me calman. Siento una especie de hermandad con el mundo, como si ambos hubieramos sido lastimados, como si ambos hubieramos llorado, pero vamos a estar mejor.

Thank God it's Xmas

Oh my love we've had our share of tears
(Oh mi amor hemos compartido lágrimas)
Oh my friend we've had our hopes and fears
(oh mi amigo hemos tenido nuestras esperanzas y temores)
Oh my friends it's been a long hard year
(oh mis amigos ha sido un año largo y dificil)

But now it's Christmas
(pero ahora es navidad)
Yes it's Christmas
(si, es navidad)
Thank God it's Christmas
(Gracias a Dios es navidad)

The moon and stars seem awful cold and bright
(La luna y las estrellas se ven terriblemente frias y brillantes)
Let's hope the snow will make this Christmas right
(esperemos que la nieve arregle esta navidad)
My friend the world will share this special night
(Mi amigo, el mundo compartirá esta noche especial)
Because it's Christmas
(Porque es navidad)
Yes it's Christmas
(si, es navidad)
Thank God it's Christmas
(Gracias a Dios es navidad)
For one night
(Por una noche)

Thank God it's Christmas yeah
(Gracias a Dios es navidad yeah)
Thank God it's Christmas
(Gracias a Dios es navidad)
Thank God it's Christmas
(Gracias a Dios es navidad)
Can it be Christmas?
(puede ser navidad?)
Let it be Christmas
(deja que sea navidad)
Every day
(todos los dias)

Oh my love we've lived in troubled days
(Oh mi amor, hemos vivido dias atribulados)
Oh my friend we have the strangest ways
(Oh mi amigo, llevamos los mas extraños caminos)
All my friends on this one day of days
(Todos mis amigos en este único día de los dias)
Thank God it's Christmas
(Gracias a Dios es navidad)
Yes it's Christmas
(si, es navidad)
Thank God it's Christmas
(Gracias a Dios es navidad)
For one day
(por un dia)

Thank God it's Christmas
Yes it's Christmas
Thank God it's Christmas
Oooh yeah
Thank God it's Christmas
Yes yes yes yes it's Christmas
Thank God it's Christmas
For one day

A very merry Christmas to you all
(Una muy Feliz Navidad a todos ustedes)



Descargar: Queen - Thank God It's Christmas


Paz en la tierra...

... a los hombres de buena voluntad


y el resto de nosotros... para qué queremos paz?

Cada vez que buscas la respuesta

Mi sospecha ha roto
mi brazo y mi voluntad
Creí que habría al menos
alguien riéndose de mí
Pero ese alguien es solo un silencio
que no puede ser llenado
Peligrosa osadía esperar que hombre
y universo coincidan
Lujuria, he intentado
Castidad, he caido de nuevo


Aún preparada y valiente
No hay oportunidad de escapar
Respirando incertidumbre
Ambientarás algún tipo de facilidad
No es cuestión de sinceridad
o de fuerza
Cuando comprendes que no hay respuesta
que te conceda descanso
Entonces solo
juguetea y baila
ya que nada quedará
porque intentarás encontrar
por qué esas son mejores formas y ...

Llorarás de nuevo
detén cualquier pregunta
detén cualquier pensamiento que
te ahogue aún más

Joishti, Najti, Petje, Moshti
Noyshti, Lajte, kejte, peshki
Jraist?

Por favor
Perdona a tu dubitativo ser
Él preguntará, él alcanzará
solo a sonreir
Esa esquina está embrujada
No te enamores de lo difuso
y ven, solo ven

Cada vez que buscas la respuesta
hay un puñado de fantasmas que florecen
Has intentado abrazarte?
Este mundo nunca se irá así que
por qué no regresas y juegas?
Tu sed de saber nos está hartando
La vida nunca pidió tu aprobación
Solo tienes que detenerte ahora mismo





Descargar: Natasha Luna - Every time you seek the answer

Hace mas de 6 meses, habiendo ya olvidado este disco, encontré esta segunda edición en galerias Brasil (con 2 tracks adicionales). Gracias a Oirán tu voz llegué a este disco, y finalmente pude comprar el original. Vale la pena.

Regresando

Por suerte el Google Reader, una vez que excede el millar, solo muestra "1000+". Así, voy dando curso a todos los post a los que estoy subscrito.
.
.
.
Así me entero de que "The road" no se estrenará este año, que va a haber película de "Ligeia"
y que aparte de eso, debo depurar mi lista de subscripciones.

No es divertido

Ya te digo que escucho voces. No son distintas, me confunden. Creerías que es interesante?
Es fastidioso. Es peligroso. A veces estoy seguro de que son solo imaginaciones mías, ya que no hay nadie cerca. Otras veces estoy tranquilo y las escucho. Salgo a la puerta y busco. Dios sabe que busco, a aquellos que conversan y me digo son solo voces pero sigo buscando porque sé que son reales.
No me dicen nada, son susurros que no me son dirigidos.
Aguzo el oido. En la obscuridad de mi habitación las voces crecen y finalmente dicen algo: no escuches, no es a tí a quien llamamos.
.
.
.
Por qué carajos entonces, no se van a chismorrear a otro lado?
Se rien. Y su risa es lo único perceptible en la noche de mi razón

2008.12.01

...

El gato mira y remira,
Y dice... (el gato del albergue,
Ininteligible, con la pupila)
Cuando seré yo sin mundo ni prójimo?
Cuando será mi verdadera vida?

Martín Adán

Hoy soñé que despertaba...

3 veces.

La primera vez que abrí los ojos tenia ante mí los ladrillos y calamina de mi habitación, además de un animal extraño observándome curioso desde el rincón mas apartado de mi campo visual. Era obvio que estaba soñando, así que cerré los ojos y me dispuse a descansar.

La segunda vez que desperté era de noche en una habitación sin techo ni paredes, con un piso de madera que se lamentaba ante cada uno de mis pasos y un silencioso proceso de juicio como vecino. Ahí estaban: el juez, los abogados y el público murmurando. Era en definitiva, una escena de "M (for murder)". Los abogados exponian el caso alternadamente. Gesticulaban y movian los labios sin emitir sonido, sin obtener respuesta del juez o del público. Era sencillamente, como si no estuvieran allí, sino en una realidad paralela que me permitía verlos a todos juntos.

La tercera vez era nuevamente mi habitación. Una calurosa mañana de domingo, con techo, paredes y un gélido piso de cemento.
Era, sin embargo, el dia que me escapaba de la oficina por ir a comprar un libro que después perdería. Estoy ahora en un restaurante frente a la oficina, y a mí llegan intercaladamente los aromas de café y libro nuevo. El sueño no termina hasta que termino el libro. Parpadeo (despierto o dormido?) y es un fin de semana en las quemantes calles del centro. Vomitando transeúntes mientras intento quitar de mi piel a esas infectas hormigas que me caminan. Cada vez respiro menos y quiero quedar limpio de bichos, de humo y suciedad. Grito al sol en mi desesperación pero no es sino hasta que se oculta, que amaina la violencia de la marcha humana. Sueño entonces sus sueños intranquilos del qué comeré mañana o cómo podré seguir así. Entonces no me siento solo, a pesar de ser ellos mi plaga.

Soñé que despertaba...
3 veces

Admito que es una manera algo difusa de empezar una historia, por eso prefiero detenerme aquí y esperar a la noche, a ver si despierto una cuarta vez, o quizás una quinta, no lo sé... apenas sé que espero algo.

2008.11.09

De nuevo, internet...

Se nota?

Tarde

En llegar a mis oidos tu risa.
Tarda

El recuerdo se olvida de dias como estos, que se desprenden de los calendarios como hojarasca.

2008.09.12

Los dias

cansado?
los dias se suceden
se seducen
se deslucen
en su marasmo
de su de tú de él
y de todas las conjugaciones
del ser/estar

inmóviles a pesar del transcurrir
la repetición del mismo
dia distinto

dar vueltas en la jaula
pronunciar las mismas palabras
mencionar el mismo nombre
esperar en el paradero

la repetición del nuevo dia

el acto de llenar
calmadamente los pulmones
nuevamente

el corazón latiendo nuevamente
la certeza del dia siguiente
nuevamente

hay que hacer algo - digo -
algo que detenga este ciclo
este hipo molesto de la existencia

2008.07.22

Espectador

los recuerdos están en otra habitación
la memoria se dió por vencida
- no vale la pena todo esto -
se dijo.
Esto de guardar,
llenar habitaciones
y decir que se es propietario de algo

un momento juntos
una canción en la mañana
tantos ejemplos hay
de aquello que podría
llenar esta habitación vacía

pero nada cruza esta puerta
me siento a la entrada
a esperar (no es cierto) ver pasar
intentar completar
las piezas ausentes en la habitación

2008.07.19

Sin sentido

Aquél dia creyó que saldría el sol. Puso su habitación en orden y cansado, aceptó que el vacío no lo abandonaría. La idea de haberse engañado, repelente pero hasta cierto punto soportable, ahora le resultaba vomitiva. Apuró sus pasos al baño y se tomó su tiempo hacerlo a conciencia. Cada arcada le infundia la esperanza de lograr que su cuerpo llegara a equiparar el vacío de su alma. El asco que lo dominaba por esa mentira. Un cuerpo lleno, de fluidos y visceras. Como aceptarlo?

En realidad todo está vacío - se repetía -, pero quedaba su cuerpo como necia patente de lo contrario. Como? como? la misma pregunta, arcada tras arcada. Escupió lo último que había en su boca, observando el hilillo de su saliva perderse en el inodoro. Era intolerable insistir tércamente en estar lleno, cuando todo en él era vacío. No podía permitirse tamaña mentira. Ya no. Su siguiente esfuerzo fue acompañado por un estertor y una prolongada tos. Escupió el sabor metálico que paseaba por sus labios. Mientras tosía, pensó que no podría soportar por mucho mas tiempo. Pensó que algo no estaba bien, para acto seguido cuestionarse por la definición de la frase: "estar bien". Estar arrodillado ante el excusado, definitivamente no era "estar bien".

Escupió la sangre y se esforzó por seguir tosiendo.
Estar con el cuerpo lleno y con el alma vacía no era estar bien.

Hay cosas que uno tiene que hacer aunque lo tilden de loco. Hubo un momento en que los espasmos del vómito se hicieron constantes y copiosos. Era como si el cuerpo se hubiera convencido de la justicia de su empresa y se inmolara en un intento por resarcirse. Pero fue solo un momento. Cuerpo inconstante, pensó. Cuerpo necio. Ya tenía la garganta reseca y pocas ganas de vomitar. La intolerable certeza de tener el cuerpo lleno aún lo llevaron a otra tanda de arcadas, que terminaron de teñir de rojo el agua frente a él. Se detenía a intervalos para respirar. Observaba el cambio en las tonalidades. Del rojo claro de, seguramente alguna herida recién abierta, que ahora se convertía en una úlcera sangrante. Ya le faltaba el aire pero no quería detenerse, porque seguramente lo pensaría mejor y la cobardía le daría buenas, lógicas y convincentes razones para detenerse. No, no iba a parar. Respiró rofundamente para convencerse de que no existía nada más que este sabor metálico en sus entrañas.

Se sentía aún mitad lleno - de qué otra manera explicarlo? -

Otra tanda de tos y el posterior silencio. Cerró los ojos y se puso a buscar en él. Pensó en vasijas, contenedores, botellas. Cosas que contienen cosas. Era tan sencillo.

Los pensamientos alejados del placer, vació la vejiga y los testículos. Para esto último creyó que necesitaría un esfuerzo adicional - un pensar en alguien en especial, quizás - pero no fue necesario nada mas que persistencia. Al espejo vió la opacidad de la propia mirada. Aspiró nuevamente y se mojó el rostro. Continuó con el agua recorriendo las manos, los hombros y los brazos - como todas las mañanas - pensó. Y era probablemente porque en ese momento - pocos minutos antes de las 3 de la tarde - estaba realmente entrando a un nuevo dia.
Llevó sus dedos a la boca y empezó a arrancarse los dientes - uno a uno - con parsimonía y alegría. observó el primer diente entre sus dedos manchados y sonrió. Sabía que habia cruzado una frontera, que se encontraba ya lejos de su conciencia. La saliva se mezclaba con la sangre y con su sonrisa lejana. El diente rebotando contra la mayólica del lavabo y los dedos volviendo a hurgar presurosos. El segundo y el tercero salieron mas rápidamente, pero ya no luchaba por contener las lágrimas. Pudo saborear la sal del propio sudor y los segundos que empleaba en arrancar cada pieza ya no le parecieron interminables, sino ya idos.
Sus dedos siguieron palpando hasta convencerlo de que ya no quedaba mas por sacar. pudo oir sus propias carcajadas, apagadas y guturales. La risa llegó como una oleada de alivio a su cansancio. Ya se acaba... - se decía a sí mismo -. vió sus manos, sus dedos, y se dió cuenta que aún le quedaba algo por abandonar. Las manos nuevamente al rostro y los dedos a hurgar. Vio luces blancas, azules, vió líneas de todos los colores mientras forcejeaba pero no logró sacarlo correctamente. Aulló de dolor cuando los colores empezaron a gotear desde la cuenca vacía. Renunció a la idea de una extracción limpia y de un certero movimiento se reventó el ojo restante. Esta vez el grito tenía poco de humano, en extensión e intensidad, que no le importó la obscuridad a la que había ingresado. La cabeza le latía como cañonazos a cuatro tiempos y creyó que se le reventarían los oidos si no detenía los latidos. Guiándose de las paredes, intentó llegar a su cama y dormir, pero tropezó y su rostro dió de lleno con una mesa cercana. El dolor. Su cabeza ardiendo y el recobrar la conciencia (la había perdido? pregunta extraña. La había recobrado? la había tenido?) con el rostro pegoteado de sangre y fluidos oculares contra el parquet de la habitación. Comenzó a tantear a gatas, hasta encontrar la pata de su cama. Se acercó y se sentó. Se preguntó que sucedería en adelante, privado de sus sentidos, tan ligero como podría esperar. Tan vacío. No podia ver la sangre que no dejaba de manar de sus labios entreabiertos, manchando el piso y la sábana. Tosió un poco y entonces se dió cuenta de que tenía la boca llena de sangre. Escupió a un lado y se metió a la cama. No sabía que sería de él en adelante. Yo tampoco lo sé. A él no le importa y, a decir verdad, a mí tampoco.

2008.06.01

Diálogo entre dos personajes que no se esperaban

Ella lo miró, extrañada:

- por qué no la llamaste?
- no te ha sucedido alguna vez, querer alejarte de todos, pero secretamente esperar a que una persona en especial se atreva a buscarte?

- ... si, me ha pasado
- yo no era esa persona para ella

no sabía lo que había querido dar a entender con esa respuesta (ella no lo esperaba? él no era bueno para ella? o quizás ella ya esperaba a otra persona?), pero quedó claro desde un principio que el sentimiento no era mutuo.

En el paradero, un "yo te llamo" no conoció sus labios. Se despidió apresuradamente y lo dejó de pie al borde de la pista.

junto a la ventana, muriendo las calles tras ella, se alegró de no haberle dado su número a alguien que no se dá cuenta cuando está siendo esperado.

"At its core, it's a love story."



No recuerdo haber esperado tanto el estreno de una película.

Más imágenes aquí

Llueve en Rangoon

En mi primer dia de clases, en el pequeño salón abarrotado y en todas las letras que existían: a be ce che de... y en la idea de juntarlas para recién formar una palabra (solo una), que luego deberé unir a otras con la esperanza de explicar una idea. Una primera contabilidad habia resultado en 28 letras para infinidad de palabras. Tendría que recordar todo eso para decir que había aprendido a leer? y luego a escribir? era imposible. La sola idea.

En eso pienso mientras hablamos, en pánico, en imposibles. Y ya ves, escribo. Escribo ordeno letras. Si, lo hago, y te hablo también, a pesar de ver confirmado mi terror de infancia.
A pesar de todo, por favor, Llueve en Rangoon.

Disgresiones: de Claudia al FIL 2008

Luego de la presentación de Claudia Ulloa en la Villareal (entré por Colmena: el vigilante me indicó que la conferencia era al fondo, pasando el patio principal, al fondo a la izquierda. Luego de que las indicaciones me llevaran al puesto donde sacaban fotocopias, pregunté: "El auditorio Antenor Orrego?" luego del rostro de confusión de los encargados, me mandaron al segundo piso, a la vuelta de la entrada principal. Ciertamente, recuerdo que habia un auditorio en el segundo piso, pero este se encontraba cerrado. Merodeando por los alrededores llegué a unas oficinas administrativas, en las que una persona me indicó que tenia que bajar al patio de las oficinas administrativas (otras?) y tomar hacia la derecha... vagando vagando, posteriores intentos de pedir ayuda fueron atajados por un telefono telmex sin linea y un telefono de telefónica (que redundante) lo suficientemente snob como para ya no aceptar monedas.
Seguí caminando, pasé junto a un puesto de libros armado recientemente y decidí preguntar en vigilancia de la puerta lateral. A pocos pasos...
Desvié la mirada hacia la puerta a mi izquierda: el poster rosado con blanco a un lado, del otro la columna con una placa con la estela raimondi y en enormes letras: "ANTENOR ORREGO".

Pasado el momento de epifania/iluminación/悟り y que los ángeles se fueran con sus trompetas a otra parte, pensé "porqué C@#@J0$ no dijeron sencillamente: 'Está al costado de la otra entrada'?!"

Habia perdido 20 minutos buscando (crucé la entrada de Colmena exáctamente a las 12:30). Una mirada rápida me permitió entender que habría más o menos 15 personas, que los expositores ya estaban presentes y que debo abandonar la pésima costumbre de tratar de ser puntual.

Cinco minutos después

Luego de ojear el puesto de libros montado junto a la entrada, ingresé a acomodarme en la parte posterior. 12:55 y nada aún.
.
.
.
Volteó hacia mí y me saludó! yupi! Quién? pues Claudia, la escritora! aunque... bueno... en realidad creo que estaba saludando a alguien detrás mio... -_-'). Autora de (snif) "El pez que aprendió a caminar" y "Séptima madrugada", fuí rememorando los dias en que compré los libros y recordé la FIL aquella... luego pensé "ya estamos Julio, ya va siendo hora..." así que nuevamente, se viene:




Aunque falta bastante información (aún no hay lista de expositores ni escritores invitados), las fechas ya están establecidas: 24 de julio al 03 de agosto del 2008 en el centro de convenciones del Jockey Plaza.
.
.
.
Poco después, los conferenciantes subieron al estrado y la conferencia dió inicio.

...una cosa es desear y otra obtener

alguien con quien compartir sus mentiras. Una esperanza (vana) de haber encontrado algo que valga la pena. No hay valentía, apenas orgullo. Orgullo que uno apenas se cree.

Como si el cigarrillo no bastara, casi masticando el humo. La mañana anterior habia escuchado el mismo cántico. El ave negra habia empezado el ritual hace tiempo, ahora que lo pensaba. No queria imaginar la posibilidad de que hubiera estado esperando todo ese tiempo.

no te mentiré: el deseo de estar junto a ti se hizo mayor con el paso del tiempo, pero uno se acostumbra al deseo insatisfecho. No es que ya no quiera estar junto a tí, no malinterpretes...

Miradas

Nuevamente, me dirijo sin destino, a la ciudad de las pinturas. A perderme en esta noche de acuarela.
Me dirijo, quien lo diría, a la obscuridad, la real escuela.









.

Es lunes.

Como ayer fue Domingo.
Como anteayer fue viernes.
Como mañana será Lunes.









.

Afuera...

La garúa quiere ser lluvia
(cuando sea mujer)

y yo encerrado en esta oficina
(queriendo hacerla mujer)










.

El cielo tiene nombre: tu nombre

Regresaba a las 3 de la mañana y el empedrado del patio mordía mis pasos. La luna a punto de ocultarse. Como otras veces, distraigo la vista en el azul que la rodea, tratando de pensar sin pensar en que podría ser ella la indicada. Cabeza fria, camarada. Mañana empieza otra semana de trabajo.

Bienvenido autismo

Hasta el otro sábado, o domingo, o algún dia que ya no será vacío, inundado de voz y luz. Cualquier dia es bueno, pienso. Suspiro cansado - Otra vez - y la ilusión golpea el piso junto con mis zapatos caidos. Historias que me cuento para dormir sin sueños. Afuera, paradójicamente, la luna se oculta para dejar a la vista la realidad.

Hasta que de pronto, él me pregunto:
Era bella, ¿no es verdad?
"mas que la luna" - dije yo -, y él sonrío.

.
.
.

Esperanza

Ya va a ser un año de esto: por el malecón del callao (alt. Real Felipe) perdí perdieron se me perdió se robaron este libro:



así que si alguien sabe donde puedo encontrarlo, que sepa que haré todo lo necesario para recuperarlo. Quien sabe, alguna vez llegue a tus manos este libro, con dedicatoria ajena... pásame la voz! iré a donde sea! Quizás el libro regrese a mis manos. Uno nunca sabe.
.
.
.
Uno nunca sabe









.

Desaparecido

Si he de distinguir a la sucesión de los dias por la sensación de transcurrir de las horas, he de admitir que desde hace tiempo estoy estancado en un dia en particular. Me es posible distinguir este dia por la certeza de la ausencia de algo dentro mio (supongo) en el corazón. Desaparecido iba a ser la palabra, hasta que me ví obligado a aceptar que no servia. Recordé una lata, en el piso gris, a la que me acercaba a sacar galletas cuando era pequeño. Una de esas veces, cuando caí en la cuenta de que mas de la mitad del contenido ya habia sido consumido, quise alargar el placer distanciando los momentos.
Cada vez que pasaba cerca y pensaba en tomar siquiera una, me daba cuenta que me era demasiado facil aplacar mi deseo y esperar. De todos modos, yo era el único dueño de las galletas, así que no habia peligro. En ningún momento sucedió el olvido: yo tenia una lata medianamente llena de galletas y era un pensamiento, si no alegre, reconfortante. Esto de querer, y a la vez querer esperar, sucedió muchas veces en aquel episodio.
El resto de la historia es completamente natural y previsible (o quizás no mucho): cuando finalmente decidí destapar nuevamente la lata, la encontré vacía. Supongo ahora que se habrán malogrado y mi madre haya decidido botarlas. Sin embargo, y a pesar de que esta anécdota encuentre simil en varios aspectos de mi vida, el tema está en que al final, supe que lo que yo tanto queria, cuidaba y atesoraba durante todo ese tiempo, hacia tiempo que ya no existía. Me sentí vacio y tonto. No tonto por la oportunidad perdida, sino por caer en la cuenta recién, de que esa oportunidad la habia perdido hace mucho tiempo.
Todo esto para intentar explicar que, ese algo dentro de mi corazón, nunca pudo desaparecer. Por la sencilla razón de que nunca estuvo ahí.


.

3? 4 años?...

... desde que me aferrara a este estribillo, sin saber quien era el cantante o donde podría encontrar la canción.

Y quisiera ser como el mar
y que tú en mis aguas te vinieras a bañar
para poderte retener
hasta el fin... mi amor
(Viaje de descanso familiar a Huaraz. Escena en mi cabeza: Un sujeto anota el estribillo en una hoja cualquiera y no la suelta, suda ante la posibilidad de que el papel se le escape de las manos. La tinta deja de ser en el papel, se funde a su palma. Eso explica por qué no olvidé). Encontré la letra, ya encontraré el audio.

Salvemos nuestro amor
(Aguamarina)

Yo quisiera salvar este amor
esta distancia, camino fatal
que nos divide a los dos
y embriagarme con todita la fragancia
q hay en ti mujer
salvemos nuestro amor
te lo pido por favor

Yo quisiera ser como el mar
y que tú en mis aguas te vinieras a bañar
para poderte retener hasta el fin mi amor

.
.
.

Epitafios

Amiga, te esperé____________Amigo, siempre
__toda la vida________________fuiste tonto









.

NNOOOOOOOOOOOOOO...!!!!

Me entero desde el blog de Ivan Thays que alguien se adelantó:
La acción de "Omega Minor" se desarrolla en momentos distintos del siglo XX entre Berlín, Boston, Los Álamos y Auschwitz. Sus personajes son neonazis, un profesor de física que regresa a Potsdam a expiar sus pecados, un universitario que concibe un experimento que determinará la suerte del universo y un superviviente del Holocausto, que cuenta su vida a un psicólogo dispuesto a escucharle. "Omega Minor" es la segunda obra de Verhaeghen, que, además de ser escritor, trabaja como psicólogo cognitivo y es profesor asociado del Georgia Institute of Technology (Atlanta, EE.UU.). Según ha anunciado, Verhaghen donará el dinero del premio a la Unión de Libertades Civiles de América en señal de protesta por la política exterior de Estados Unidos.


·$%·$%&$%$##%& amp;$&$··$%·~€~#€¬€€!"·!"·##$%&am p;''/()/)?)==)%/&/(&/!!!·······························
FCK!!!!·······························
DAMN IT!

A rehacer el borrador mas avanzado que tenia... snif

Sin sentido

Observaba incrédulo a la joven junto a mí, mientras este escritor bromeaba diciendo que facilmente, aunque pareciera prestabamos atencion a su charla, en realidad estariamos pensando en qué hacer para el sábado. Risas del público.
Porque así es la imaginación de indomable, claro y yo me negaba a aceptar que ella estaba junto a mi nuevamente, en una imagen distinta.
Sabia que era otra. No era ni siquiera parecida. Por el contrario, era idéntica a lo que recordaba de ella en una noche lejana. Con el tiempo llegaron los cambios, pero lo que estaba en ese asiento era una versión inmutada. Tenia junto a mí al recuerdo de ella hecho cuerpo.
Lentes de montura gruesa y el cabello no tan largo que tanto le recuerdo. Y maldición, yo que seguía dudando con una duda falsa porque sabia que no era, claro que no era pero era ella hasta en sus gestos, en su forma de cruzar las piernas pálidas, apagadas por el velo de las medias transparentes. Me digo que escribiré sobre esto al regresar pero sé que no lograré explicar ese saber que no es ella, por mas que sea ella. Además está esa imagen imaginada (jamás la habia visto vestida así, me explico?). Así atendía a la conferencia, con ganas de tocar la burbuja de al lado y que se reventara de una vez, porque tengo miedo de llegar a creer que las fantasias pueden fugarse a la realidad. Así, pap! dedo a burbuja y ya no está, la exposición ha terminado, me he quedado de piedra al ver su figura alejandose despreocupada, no solo por el recuerdo sino por el calor de verla hermosa, apetecible, vestida como en mis mejores sueños (porque mis mejores sueños empiezan así, con ella vestida). Y me siento culpable porque comprendo que estoy viendo lo que espero de ella, no la que es ahora, con el cabello corto y algún kilo de más que yo estoy seguro que no me importa realmente, pero de repente pienso que no es tanto así, porque si así fuera la hubiera imaginado real. No me entiendo. Creo que estoy siendo demasiado severo, si lo que extraño de ella, mas que su cuerpo es a ella, porque esto, la necesidad de cuestionarme todo, de repente eso.
Al salir, recibo el libro y el cambio. Volteo y quedamos frente a frente, así confirmo lo que ya sabia, que es ella, los ojos los labios todos suyos y ese color capulí en sus mejillas que me enciende

- disculpe...
- ah, pase

... y sus tobillos y extremidades posteriores todas, elevadas por obra y gracia de las sandalias de taco alto

- señor...
- perdón

Sus ojos se agazapan tras los lentes, aunque miran fijo y yo quiero sorprender un conato de sonrisa en sus labios que me lleve de cabeza al otro lado de este filo en el que estoy caminando, que está entre realidad e imaginación. No sonrie, se sorprende y se incomoda y pasa de mí, que estorbo. Caigo del otro lado del filo. Ya no tengo interés ni en el autografo ni en la copa de vino reglamentaria. Me voy, es decir, huyo. Cosas sin importancia.









.

Para qué volver a lo mismo...

...Pero sí, bobo, para qué volver sobre eso. No es que yo junte las manos de admiración frente a tu deseo de franqueza, que en el fondo es una mala conciencia que busca detergentes a toda costa, pero ese problema ya lo hemos manoseado hasta vomitar...










.

Oniria

Hace tiempo (1 año? 2 años?) hubo un ciclo de cortometrajes en canal 7. Entre ellos uno que trataba de un grupo de compañeros de clase de la universidad que no pueden salir de una casa porque afuera, al parecer está la policia desactivando una bomba. El tema está en las distintas reacciones de los chicos ante la presión y la posibilidad de morir. La canción de los créditos me gustó tanto que estuve anotando diversas frases para buscarlas después. Es por esta canción que existe un tag llamado Oniria:

Letra y música: Rafo De la Cuba

Había un ángel en mi ventana
había un ángel que me cuidaba


el siempre quiso cuidar mi alma
nunca me dijo lo que pasaba
y entonces pude ver esa gran explosión
(vi cómo el cielo se abrió)
están intentando oscurecerme
(no tengo como defenderme)
veintisiete mil ladrones mentales
(quieren tomar el control)
pero el ángel se atraviesa
(un sangriento asalto a su cabeza)




Él no podía acorazarme
estaba frágil ante la luz del sol
funden sus almas dentro del ángel
la oscuridad en su brillante color
y entonces tuve esa horrible sensación
(el gran momento llegó)
lo que quieren es convencerme
(el cielo no oirá esta muerte)
el peligro nunca estará en mi mente
(no llegará a mi dolor)
pero el ángel se atraviesa
(un sangriento asalto a mi cabeza).





Presidente Morsa - Oniria

Conflicto entre los ojos y la mirada

Muchas veces he visto cosas que otros también han visto. Esto me inspira una cólera sutil y de puntillas, a cuya íntima presencia manan sangre mis flancos solidarios.

- Ha abierto sol - le digo a un hombre.

Y él me ha respondido:

- Sí. Un sol flavo y dulce.

Yo he sentido que el sol está, de veras, flavo y dulce. Tengo deseo entonces de preguntar a otro hombre por lo que sabe de este sol. Aquel ha confirmado mi impresión y esta confirmación me hace daño, un vago daño que me acosa por las costillas. No es, pues, cierto que al abrir el sol, estaba yo de frente? Y, siendo así, aquel hombre ha salido, como de un espejo lateral, a mansalva, a murmurar, a mi lado: «Sí. Un sol flavo y dulce». Un adjetivo se recorta en cada una de mis sienes. No. Yo preguntaré a otro hombre por este sol. El primero se ha equivocado o hace broma, pretendiendo suplantarme.

- Ha abierto sol - le digo a otro hombre.

- Sí, muy nublado - me responde.

Más lejos todavía, he dicho a otro:

- Ha abierto sol.

Y este me arguye:

- Un sol a medias.

¡Donde podré ir que no haya un espejo lateral, cuya superficie viene a darme de frente, por mucho que yo avance de lado y mire yo de frente!

A los lados del hombre van y vienen bellos absurdos, premiosa caballería suelta, que reclama cabestro, número y jinete. Mas los hombres aman poner el freno por amor al jinete y no por amor al animal. Yo he de poner el freno, tan solo por amor al animal. Y nadie sentirá lo que yo siento. Y nadie ha de poder ya suplantarme.

O tal vez...

Sabe que da miedo. No es solo la mirada. Es también la violencia de sus movimientos y la imposibilidad de predecir en sus ojos el devenir de las ideas o alguna intención. O quizás, por el contrario, el poder distinguir en ellos tantas imágenes entremezcladas, formando una quimera espantosa, ya no lo sabe. A su alrededor el tacto le devuelve una sensación de eterna alerta, contenida rabia.

- Pareces un demonio
- En serio? has visto alguno antes?

La nota amenazante que impregna al sarcasmo de su voz puede ser otro motivo. Sea cual fuere la razón, nota los corazones ennegrecer y contraerse a su alrededor. Es tan facil - piensa - infectarse de este subrepticio sentimiento, que ataca al olfato de la mente. Ese sentido, el más alejado de la razón. Por eso precisamente al que se le tiene una ciega confianza.

O tal vez...

Se es lo más transparente que se puede ser.

- Idiota. Te quieres creer toda esa mentira, no?
- Supongo que sí. En algo tengo que creer.









.

Temporadas de amor

Quinientos veinticinco mil seiscientos minutos
Quinientos veinticinco mil momentos tan queridos
Quinientos veinticinco mil seiscientos minutos
Como mides tú un año?

En amaneceres, en atardeceres, en medianoches, en tazas de café?
En pulgadas, en millas, en risas, en relajos?
En quinientos veinticinco mil seiscientos minutos
Como mides un año en la vida?

Que tal en amor?
Mídelo en amor.

Temporadas de amor.

Quinientos veinticinco mil seiscientos minutos!
Quinientos veinticinco mil viajes que planificar.
Quinientos veinticinco mil seiscientos minutos
Como puedes medir la vida de una mujer o un hombre?

En verdades que ella aprendió, o en las veces que él lloró
En puentes que él quemó, o en la forma en que ella murió.

Es momento de cantarlo ahora,
ya que la historia nunca termina
celebremos la memoria de un año en la vida de los amigos.
Recuerda el amor!

Midelo en amor.

Temporadas de amor




Al tiempo

Noches de luna clara y viento helado
(como han cambiado los dias)
El calor hoy está en otras tierras,
(pero de que existe, existe)
en otro corazón prendado
(en otro corazón...)

un corazón cerrado
un corazón ajado
un corazón callado

En luna clara y viento helado
un corazón
Pulido como piedra de rio.









.

Viaje

Como una mala broma llegó la oportunidad. En el lugar extraño encontré también que, a cada paso iba desapareciendo mi rastro. - Nada nuevo - me dije.
Fuí otro, por querer decir "fué otro". Quien en la acera encontró a una mujer dormida y la acompañó (por querer decir "gozó de su compañia"). Fué otro el que se extravió al encontrar lo que deseaba y darse cuenta de que aún así, seguía cayendo. Ese otro que fue recogido y llevado a rastras a la orilla de un rio, a ser lavada su cara y despertados sus sentidos. Al amanecer seguía teniendo hambre. Ese mismo otro que no protestó al ser llevado al calabozo. Aquel que no tenia a nadie esperandolo en la puerta de la comisaria, mas que el sol de las 3 de la tarde. Solo con lo puesto, sin correa ni pasadores, encontró que no valia la pena ser el otro, o intentar irse a otro lugar.
Pensó en buscar al otro, no sabía para qué. Quiso creer que quizás el otro sabría para qué. El otro, que no sabia para qué, intentó en vano esconderse, el otro, que a pesar de todo, sabia que ninguno de los dos sabia para qué, siguió buscando. Ambos se sabian cercanos, luego de haber caminado tanto. Bastaba llegar a esa esquina, pensaron ambos a la vez, y se vería cara a cara. El otro detuvo su paso, el otro lo notó. El otro maldijo su cobardía, su querer encontrarlo a sabiendas de que el otro tampoco tenia la respuesta, el querer buscar en otro el sentido para su sinsentido. Dió media vuelta y se alejó. Probablemente de tiempo en tiempo cede a la tentación de buscar al otro, pero desiste luego de unas pocas cuadras.
Del otro lado de la esquina, el otro, extrañado y confundido se quedó de pie, perdido entre la multitud que empezaba a abarrotar los paraderos a las 6 de la tarde.









.

Reuters

Fuentes allegadas a nuestra redacción indican que, en la maleta que Dios dejó, se encontró, además de enseres personales consistentes en mudas de pijamas y ropa interior, un juego de bigotes y barbas postizas, gafas oscuras y un par de alas talla XL. Ante la evidencia, voceros de extranjería se apresuraron a alertar a la ciudadanía a denunciar a cualquier angel de la guarda en actitud sospechosa: que sea viejo, que no tenga alas o que tenga la costumbre de impartir órdenes.









.

Pánico

Tu cuerpo amanece
deshecho cada mañana
luego de soñarte ultrajada.

Lo prefieres al olvido.









.

Término de exilio

(acuerdate, luego de leer esto: salir a buscar el cielo esta noche)

Esta noche las estrellas
se han alzado en rebelión

Las calles del país lejano
arden en fuegos fatuos

Del palacio de Dios allá arriba
pronto quedarán cenizas

A los angelitos los han lanzado
por las ventanas

Sus cuerpos, arrastrados
por la turba, han terminado
colgados patas arriba
de los árboles de cabeza

(Pienso en los pollos en dia
de mercado, con la sangre
escurriendo, pataleando y
estirando las alas por última vez)

Se prepara el retorno. Empiezan a llegar los pequeños, fallecidos sin bautismo. Les siguen los fallecidos sin nacer. Los ciudadanos del infierno ya tienen entrada libre mientras Dante se desespera por no poder saber en que parte de su recorrido se encuentra. Bizarro desfile se pasea por la ciudad encendida. Corren rumores de que han atrapado a Dios en el aeropuerto, con un par de maletas repletas de dinero. Dicen que se han agarrado a balazos con los manifestantes. Dicen también que dejó una de las maletas y lo dejaron pasar.
Ya voy alistando maletas. Fuerza muchachos, pronto estaré con ustedes!









.

Puntos (de viajero frecuente)

A veces creo
que tengo los pasos contados.
A veces pienso,
que solo me empeño en caminar
con la esperanza
de que pronto se van a acabar
los pasos.
Que de una vez (alguna vez)
mi cuerpo se ha de cansar
y se detenga
todo.
.
.
.
Sin importar el lugar,
tener la certeza
de haber llegado al final.









.

Quiero

Guardar silencio
hasta que todo se olvide.









.
Ven obscuridad, a mi abrazo.
Sé vacio.
Permíteme decir
que existo.









.
La madre de la Noche
se arrepiente:
no debí - le dijo, -
devorar a tu padre.
Siempre caminando.
Que no se dén cuenta nunca
que estoy esperando

.
.
.
(Dios! que no se enteren!)

Memoria



.
.
.
... Es otra pagina otro cielo otro dìa hoy
Mis versos van vestidos de melancolia.

Tierra.

No me esperen en abril

Otra vez lo perdí y ha sido un dolor de cabeza. Llegar a las citas, o muy tarde o demasiado temprano.
El reloj. Si lo ven, díganle que no vuelva. Quiero intentarlo una vez más sin él.
.
.
.
Lo encontré finalmente en el bolsillo de una camisa que habia dejado abandonada desde la última vez, hace casi un mes. Luego de atarlo a mi, las cosas comenzaron a salir mal.
- estaba tan bien sin tí - le pensé. El saldo al final del dia fueron los lentes lastimados, el traje inutil, la corbata asfixiando... listo para la actuación, el cansancio y para los planes cancelados.

A veces siento que será lo mejor lanzarlo lejos (sobre todo a la hora de las despedidas). Creo que es verdad. Tengo que lanzarlo muy lejos.

Propuestas

.
.
.
Solo me dijo que podía ser su reemplazo, pero hizo hincapié en que no intentaría reemplazarla. No le entendía nada y este hecho, además del martillo de su mirada, terminaron por hacerse insoportables.
Me quedé quieto, reticente a meditarlo siquiera. El martillo era un solo, único y continuo golpe en mi frente y terminé vencido, pensando que tal vez no soy un héroe, que no tengo por qué serlo, que soy solo un ser humano que no tiene por que soportar o sacrificarse por nada.
Desandé el camino andado y el primer pasó tuvo un sonido muy claro para ella. No podría decir que seguía ensimismada en ver hacia adelante. Por el contrario, aunque ni su ubicación ni su postura habian cambiado, la tensión de sus facciones me decian que tenia puesta toda su atención en los sonidos que producian mis pasos al abandonarla. Quizás fuera lo único que recordara de mí, después de todo. Con la conciencia de ser observado por sus oidos llegó mi arrepentimiento. El siguiente paso tuvo un sonido distinto, ahora que sabia que ella me prestaba atención. No quería que fuera así, no debia ser así. El siguiente paso recobró la seguridad, nunca debió ser así. Desandé el camino andado.

Respuestas

Esta vez no hubo evasivas cuando le pregunté. La abracé. Es decir, lo intenté. Rechazó mi cuerpo con la rapidez que solo otorga la angustia, para luego explicarse de una manera que no comprendí. Juro que no comprendí, o tal vez era que las palabras no llegaban a mis oidos, como si no estuvieran destinadas a mí. Mientras reemprendiamos el camino, intentaba descrifrar lo que en mi cabeza habia sido el sonido de su voz, mirándola a los ojos de rato en rato, ella devolviendome la sonrisa por algo que seguramente creía que yo había comprendido. Me detuve un momento y ella se adelantó un par de pasos más, convencida, casi cantante, de la comunión en la que nos encontrabamos. Repentinamente, tuve la impresión de ser observado y volteé, al momento que la mano de una muchacha de cabello negro se posaba sobre mi hombro. Conocía esa mirada y la detestaba. Sabía que no era culpa suya, pero no podia evitarlo. Miré nuevamente a mi compañera, que no habia abandonado su lugar a pocos pasos frente a mí, abstraida en algún sueño que no lograríamos alcanzar juntos.
.
.
.

Recuerda...

...que una vez, cuando era pequeño, alguien blandió un cuchillo frente a él, y le escribió palabras extrañas en el corazón. De la realidad de aquella pesadilla quedaba tan solo una marca en la piel. A veces, sus dedos viajaban, siguiendo la ruta, el lugar de donde hace tiempo ya, terminó por desprenderse una cicatriz.
Palpar y presionar, presionar y palpar. Notar otra vez la hendidura, hasta finalmente aceptar para sí, que la piel sellada era solo una fachada. Detrás, la carne continuaba separada. Casi podia sentirlo, unos labios moviendose ante la presión de sus dedos. - Hay una boca tras esa herida cerrada - pensó. Era consciente del movimiento, de algo que no debia estar ahí, debajo de su piel.
Un dia, harto de la falsa cicatriz, sujetó con fuerza un cuchillo (otro, que eperó fuera el mismo). Empujó a través de la linea cerrada y fue como la llave que encuentra su cerradura. Esta vez lo haría todo bien. Sanaría desde adentro, y no dejaría la herida cerrarse, sino hasta estar seguro de que ahí adentro, ya todo estaba bien.

.
.
.

No contento con el final?

Luego de liberar con el cuchillo, la boca prisionera de su corazón, se sentó a esperar hasta que esta se cansara de vomitar. Tenía paciencia. Luego llegaría la tranquilidad.

una niña, una madre, una mujer...

Como una barca de papel
que cuando se moja se hunde,
como una manzana que al morder
la cabeza me confunde

como una veleta que se mueve
y al viento no obedece,
...me gusta como eres.

Como una balanza que mide el tiempo,
la soledad y el silencio,
como un agujero en el cielo
por donde se van los sueños,

como esa cesta que tanto cuesta llenar
y que se vacía al momento,
…me gusta como eres.

Como una herida en el corazón que no me duele,
me gusta como eres...
como una ventana que al cerrar deja correr el aire
una niña, una madre, una mujer en mi vida.

.
.
.
.

Como una nube cargada de agua que moja la tierra seca,
como la manta que me protege cuando el invierno llega,
como la vela que se prende y me rescata de la oscuridad,
...me gusta como eres.

Como esa calle que siempre me lleva a ese sitio al que quiero llegar,
como ese bar en la carretera en el que me paro a descansar,
como la peninsula sin bandera en la que me siento libre,
...me gusta como eres.

Como una herida en el corazón que no me duele,
me gusta como eres…
como una ventana que al cerrar deja correr el aire
una niña, una madre, una mujer en mi vida.

.
.
.
.

Como una barca de papel
que cuando se moja se hunde,
como una manzana que al morder
la cabeza me confunde

como una veleta que se mueve
y al viento no obedece...




Jarabe de palo - Me gusta como eres


ps: Es su dia, despues de todo

"Es la última cantimplora...

... bébala cuando ya no pueda soportar la sed"


Como reconocer el momento?

"Cuentos sin nombre...

... cuentos de olvido"

Me sucede con frecuencia con las cosas que me gustan. Hace tiempo leí un cuento, publicado en el suplemento "Somos": un tipo se jubila, y al cabo de un tiempo de marmotear en casa, saca un sillón y gasta las tardes contemplando el trajín de su cuadra desde junto a su puerta. Todo muy bien, hasta que comienza a sentir curiosidad acerca de como se vería la calle desde el extremo opuesto de la pista. No encontrando motivos para lo contrario, cruza la pista con el sillón y se acomoda a la contemplación del ahora extremo opuesto. Contempla el transcurrir de los dias y es testigo de diversos acontecimientos en su calle Uno de ellos es el desalojo de la casa del frente, pues al parecer la anciana ha fallecido y el esposo no está en casa.

Otro cuento, cuyo nombre ni origen recuerdo: es un monólogo de alguien que es atendido por gentes extrañas, que dificilmente ocultan su enfado hacia algo que el protagonista desconoce. Mientras narra fragmentos de sus memorias y las atenciones se hacen mas intolerables, todo le va diciendo al espectador que está ante un paciente de Alzheimer, que a pesar de todo, recuerda lo más importante.

Quisiera poder recordar. Quisiera poder olvidar.

Contra todo pronóstico
(Mírame ahora)

How can I just let you walk away, just let you leave without a trace
Como puedo solo dejarte ir, solo dejar que te vayas sin dejar rastro
When I stand here taking every breath with you, ooh
cuando estoy aquí tomando cada aliento contigo
You're the only one who really knew me at all
Eres la única que realmente me conoce del todo

How can you just walk away from me,
como puedes solo alejarte de mí,
when all I can do is watch you leave
cuando todo lo que puedo hacer es verte partir
Cos we've shared the laughter and the pain and even shared the tears
porque hemos compartido la risa y el dolor e incluso compartido las lágrimas
You're the only one who really knew me at all
Eres la única que realmente me conoce del todo

So take a look at me now, oh there's just an empty space
Entonces mírame ahora, aquí solo hay un espacio vacio
And there's nothing left here to remind me,
y no queda nada aquí que me recuerde
just the memory of your face
solo el recuerdo de tu rostro

Ooh take a look at me now, well there's just an empty space
Mírame ahora, pues aquí solo hay un espacio vacio
And you coming back to me is against the odds and that's what I've got to face
y el que regreses a mi va contra todo pronóstico
y eso es algo que tengo que aceptar

I wish I could just make you turn around,
Solo desearía hacer que te dieras vuelta
turn around and see me cry
darte vuelta y verme llorar
There's so much I need to say to you,
hay tanto que necesito decirte,
so many reasons why
tantas razones porque
You're the only one who really knew me at all
Eres la única que realmente me conoce del todo

So take a look at me now, well there's just an empty space
Entonces mírame ahora, pues aquí solo hay un espacio vacio
And there's nothing left here to remind me, just the memory of your face
y no queda nada aquí que me recuerde, solo el recuerdo de tu rostro
Now take a look at me now, cos there's just an empty space
Entonces mírame ahora, porque aquí solo hay un espacio vacio

But to wait for you, is all I can do and that's what I've got to face
pero para esperar por tí, es todo lo que puedo hacer y eso es algo que tengo que aceptar
Take a good look at me now, cos I'll still be standing here
Mirame ahora, porque seguiré estando aquí
And you coming back to me is against all odds
y el que regreses a mí va contra todo pronóstico
It's the chance I've gotta take
Es la oportunidad que debí aprovechar.




"... viva la ciencia ficción!"

Se hizo a un lado para dar paso a un asalariado de traje oscuro, y alcanzó a ver el logotipo de la Mitsubishi Genetech tatuado en el dorso de la mano derecha del hombre. ¿Era auténtico? Si lo era, pensó, se está buscando problemas. Si no, se los merecía.

William Gibson - Neuromante


Hace unos dias, mediante el blog de Juan Arellano me entero de la notificación de deceso de uno de mis géneros favoritos. Hoy, el blog de Ivan Thays hace eco de la entrevista.

"La ciencia ficción ha muerto..."

Por alguna razón, para muchos de nosotros, la ciencia ficción se ha hecho creible. Hemos acelerado tanto y tan repentínamente que nos encontramos en un lugar desconocido (esto me recuerda a cierto episodio de Star Trek) en el que podemos comunicarnos hablar con cualquier persona en cualquier lugar del mundo, podemos acceder a información que antes nos hubiera tomado semanas, o meses conocer. Es obvio que la internet es el paso mas notorio, aquel que aún no terminamos de dar y que muchos de nosotros sentimos como el escalón del vértigo, ese que aún no llegamos a tocar en una escalera hacia abajo. Este ha sido un salto para el que la sociedad no está preparada (Hemos encontrado a los Borg antes de tiempo, si he de seguir con las comparaciones trekkies). Estamos tan maravillados que aún no aprendemos a usar en toda su capacidad esta oportunidad que ya los más jóvenes asimilan pero no aprovechan, como dirían nuestros abuelos, al comparar sus tiempos con los nuestros. Por más que suene a frase marketera, es innegable; el futuro ya ha llegado. O, seamos mas precisos: ya hemos alcanzado al futuro. Es este razonamiento el que nos lleva a la siguiente pregunta: entonces, de que tratará ahora la ciencia ficción?
Esta pregunta obedece únicamente al prejuicio que dictamina: "ciencia ficción = futuro". Sin embargo, basta la mención del steampunk para rebatir el argumento. Quienes le critican el hecho de que solo presente un futuro de adelantos tecnológicos, pero a la misma humanidad, sin algún cambio notorio, olvidan quizás que cuando se hace literatura arte el tema es, a fin de cuentas, la humanidad. El Otelo de Shakespeare nos hace partícipes de la pasión y la furia que corroe al protagonista, sentimientos igual de coherentes aún si alguien decidiera colocar al protagonista en el siglo XX o el XXIV. El hombre sigue siendo el mismo a pesar del tiempo transcurrido, y no veo razón para exigirle a la ciencia ficción que presente un cuadro distinto de la humanidad, solo porque esté enmarcada en "un futuro posible".

¿Porqué?

Se llegó a la situación de que el único progreso que se visualiza es el progreso tecnológico.[...] Ahora, que vaya a existir más justicia, menos hambre y menos desigualdad, nadie lo sabe.
Naturalmente, el único progreso que podremos visualizar es el tecnológico, ya que en el orden social, no existe progreso, solo cambio. Si lineas arriba expuse que el hombre no ha cambiado es porque puedo mirar atrás y comparar. Del mismo modo, la humanidad que nos vea cuando mire hacia atrás también comparará y sacará sus conclusiones. Hoy sigue habiendo discusiones sobre temas controversiales, tan controversiales como lo fueron en su tiempo el voto femenino o la discusión sobre la inteligencia de la raza negra. La humanidad es un cambio constante, que echa por tierra cualquier intento de juicio.
Suele decirse que lo que distingue una novela de ciencia ficción de una novela utópica general[...] es que en las primeras siempre hay alguna vuelta de tuerca donde, por caso, un grupo se resiste al sistema y plantea una alternativa para que las cosas cambien o comiencen a cambiar.

Teniendo en cuenta los orígenes de la ciencia ficción, donde era imperativa la existencia de un Flash Gordon para derrocar al dictador emperador de turno, queda explicada esta predisposición. Sin embargo, ¿es esta una razón para dictaminar la decadencia del género? Debo decir, además, que este rasgo es menos frecuente en los escritores actuales, hastiados tal vez de esta dicotomía de la guerra fría.

¿Y ahora?

Ahora eso no se ve. Si se lee a William Gibson [...] es posible encontrar una insistencia en las marcas, en los dispositivos electrónicos y en la tecnología fina, pero en su mundo la condición humana está cada vez peor.
Si bien es cierto que muchas obras de ciencia ficción han presentado visiones distópicas de la sociedad, ¿Por qué exigirle a la ciencia ficción que muestre algún cambio en la humanidad? ¿ha cambiado en algo el hombre desde que se escribió Macbeth? acaso Shakespeare ya pasó de moda? Aún así, este facilismo de juzgar otras épocas bajo los criterios presentes. Habrá quien esté de acuerdo cuando diga que al pasar de las generaciones, los principios morales se van relajando. Lo que antes era escandalo hoy se tolera e incluso se promueve. Siguiendo esta línea de hechos, ¿porqué pensar que el futuro será "mejor"? ¿"Más justicia, menos hambre y menos desigualdad"?, la ciencia ficción no está obligada a responder.

No es ciencia ficción, sino casi realismo. En ese sentido, siento que el ciclo se cumplió. Quizá sea un punto de vista meramente personal y pronto haya un renacimiento.

Pienso en el profesor Aronnax, y en los extensos y aburridos listados a los que se entregaban sus compañeros de viaje tras las ventanas del Nautilus, mientras allá arriba, en las costas de Francia e inglaterra las noticias de la enorme bestia marina atraían la atención de la prensa y de la muchedumbre. No era ese acaso el "presente" de Verne? En él, no se habla de ningún "futuro cercano". Igualmente, "Pattern Recognition" ya abandonó las visiones alucinantes del sprawl, reemplazándolas por paisajes citadinos de ciudades reales. He aquí dos buenos ejemplos de "casi realismo". Mientras se confunda ciencia ficción con futurismo estaremos perdiendo la oportunidad de buenas historias, listas para escribirse.

Terquedad

Han pasado mas de 6 años desde que empecé aquel cuento. Es uno de esos cuentos que uno escribe de un tirón, al llegar a casa y darse cuenta de que no basta el haber dejado atrás la calle, para sacarse de encima la sensación. A un par de horas del amanecer, creí haber terminado. Sin embargo llegó la siguiente sensación de siempre: era posible que fuera tan simple? así de perfecto? Intenté tomármelo con calma. Dejé el texto hasta el dia siguiente, cuando creí encontrar segundos significados a diversos pasajes. Creí hallar palabras de venganza, un reclamo a algo inexistente, tal vez.
Empecé a plantearme la idea de que me gustaba este cuento por la sencilla razón de que era una catarsis, nada de lo que avergonzarse, claro. Sin embargo no me convencía esta explicación. Tal vez quería creer que había alguna esperanza en este texto, algo que valiera la pena más allá de la simple emoción de una noche. También me molestaba el hecho de que algunas frases las conocía por ser demasiado comunes, a pesar de encajar perféctamente en el texto. Tampoco quería usar palabras extrañas o rimbombantes, pero la incomodidad ya estaba ahí. Dejé el texto unas semanas, que se hicieron meses y luego un par de años.
Regresé a casa una noche y abrí el block de notas, empezando a escribir nuevamente. Minutos despues reparé en que al terminar cada palabra sentía algo parecido a un eco, pronunciado con una voz que no reconocía. Busqué cualquier archivo que contuviera la frase que acababa de escribir - Trepó la pared, lista a enfrentarse a la ciudad al anochecer -.

1 archivo(s) encontrado(s)

Abrí otro archivo, de fecha cercana, solo para encontrar los mismos reclamos en las frases, un patear el tablero ante ningún contendiente. Era obvio que habia quedado atascado en un momento, como dice una canción. Lo curioso es que hasta ahora no logro reconocer cual es ese momento. En los demás textos que revisé encontré ese factor común que me hizo sorprenderme, por creer, al momento de escribir cada uno de ellos, que estaba siendo original. Volví a pensar en cierta idea del eterno retorno, que me habia planteado alguna vez. Pequeños ciclos, grandes ciclos, que tendían a repetirse en el transcurso de mi vida. Eran los grandes golpes los que me sacaban de la órbita circular, permitiendome apreciar, cual satélite abandonado, el ominoso orden y sucesión de las cosas pasadas y por pasar. Lograba rememorar situaciones similares que en algunos casos tenian como única diferencia el lugar o el interlocutor (además del tiempo como lo cuentan los relojes, claro está), pero era indiscutiblemente lo mismo. Entonces comprendí que fácilmente podía borrar todo, pues tarde o temprano volvería a escribir esto, o algo similar. Todas las historias borradas se recuperarían, esta vez como originales para, algún otro dia darme cuenta nuevamente de haber estado repitiendome. Ya no uso la palabra "finalmente". Sé que la idea del final es una fantasía necesaria para poder publicar los libros, pues hay gente, que tanto como la idea del tiempo, necesita la idea del final. No he borrado nada. Talvez (solo talvez) si me llega a convencer el texto, alguna vez lo publicaré. Mientras tanto continúo escribiendo, consciente de que, además de mis pequeños retornos, existe una órbita de la cual, antes de darme por vencido, reconoceré haber vuelto a empezar.

Sala de psicopatología

Después de años en Europa
Quiero decir París, Saint-Tropez, Cap
St. Pierre, Provence, Florencia, Siena,
Roma, Capri, Ischia, San Sebastián,
Santillana del Mar, Marbella,
segovia, Ávila, Santiago,
y tanto
y tanto
por no hablar de New York y del West Village con rastros de muchachas estranguladas
- quiero que me estrangule un negro - dijo
- lo que querés es que te viole - dije (¡oh Sigmund! con vos se acabaron los hombres del mercado matrimonial que frecuenté en las mejores playas de Europa)
y como yo soy tan inteligente que ya no sirvo para nada,
y como he soñado tanto que ya no soy de este mundo,
aquí estoy, entre las inocentes almas de la sala 18,
persuadiéndome día a día
de que la sala, las almas puras y yo tenemos sentido, tenemos destino,
- una señora originaria del mas oscuro barrio de un pueblo que no figura en el mapa dice:
- el dotor me dijo que tengo problemas. Yo no sé. Yo tengo algo aquí (se toca las tetas) y unas ganas de llorar que mama mía.
Nietzsche: "Esta noche tendré una madre o dejaré de ser."
Strindberg: "El sol, madre, el sol."
P. Éluard: "Hay que pegar a la madre mientras es joven."
Sí, señora, la madre es un animal carnívoro que ama la vegetación lujuriosa. A la hora que la parió abre las piernas, ignorante del sentido de su posición destinada a dar a luz, a tierra, a fuego, a aire,
pero luego una quiere volver a entrar en esa maldita concha,
después de haber intentado nacerse sola sacando mi cabeza por mi útero
(y como no pude, busco morir y entrar en la pestilente guarida de la oculta ocultadora cuya función es ocultar)
hablo de la concha y hablo de la muerte,
todo es concha, yo he lamido conchas en varios países y sólo sentí orgullo por mi virtuosismo - la mahtma gandhi del lengüeteo, la Einstein de la mineta, la Reich del lengüetazo, la Reik del abrirse camino entre pelos como de rabinos desaseados - ¡oh el goce de la roña!
Ustedes, los mediquitos de la 18 son tiernos y hasta besan al leproso, pero
¿se casarían con el leproso?
Un instante de inmersión en lo bajo y en lo oscuro,
sí, de eso son capaces,
pero luego viene la vocecita que acompaña a los jovencitos como ustedes:
-¿Podrías hacer un chiste con todo esto, no?
Y
sí,
aquí en el Pirovano
hay almas que NO SABEN
por qué recibieron la visita de las desgracias.
Pretenden explicaciones lógicas los pobres pobrecitos, quieren que la sala - verdadera pocilga - esté muy limpia, porque la roña les da terror, y el desorden, y la soledad de los días vacíos habitados por antiguos fantasmas emigrantes de las maravillosas e ilícitas pasiones de la infancia.
Oh, he besado tantas pijas para encontrarme de repente en una sala llena de carne de prisión donde las mujeres vienen y van hablando de la mejoría.
Pero
¿qué cosa curar?
Y ¿por dónde empezar a curar?
Es verdad que la psicoterapia en su forma exclusivamente verbal es casi tan bella como el suicidio.
Se habla.
Se amuebla el escenario vacío del silencio.
O, si hay silencio, éste se vuelve mensaje.
¿Por qué está callada? ¿En qué piensa?
No pienso, al menos no ejecuto lo que llaman pensar. Asisto al inagotable fluir del murmullo. A veces - casi siempre - estoy húmeda. Soy una perra, a pesar de Hegel. Quisiera un tipo con una pija así y cogerme a mí y dármela hasta que acabe viendo curanderos (que sinduda me la chuparán) a fin de que me exorcisen y me procuren una buena frigidez.
Húmeda
Concha de corazón de criatura humana,
corazón que es un pequeño bebé inconsolable,
"Como un niño de pecho he acallado mi alma" (Salmo)
Ignoro qué hago en la sala 18 salvo honorarla con mi presencia prestigiosa (si me quisieran un poquito me ayudarían a anularla)
oh no es que quiera coquetear con la muerte
yo quiero solaente poner fin a esta agonía que se vuelve ridícula a fuerza de prolongarse,
(Ridículamente te han adornado para este mundo - dice una voz apiadada de mí)
Y
Que te encuentres con vos misma - dijo.
Y yo le dije:
Para reunirme con el migo de conmigo y ser una sola y misma entidad con él tengo que matar al migo para que así se muera el con y, de este modo, anulados los contrarios, la dialéctica supliciante finaliza en la fusión de los contrarios.
El suicidio determina
un cuchillo sin hoja
al que le falta el mango.
Entonces:
adiós sujeto y objeto,
todo se unifica como en otros tiempos, en el jardín de los cuentos para niños lleno de arroyuelos de frescas aguas prenatales,
ese jardín es el centro del mundo, es el lugar de la cita, es el espacio vueto tiempo y el tiempo vuelto lugar, es el alto momento de la fusión y del encuentro,
fuera del espacio prófano en donde el Bien es sinónimo de evolución de sociedades de consumo,
y lejos de los enmierdantes simulacros de medir el tiempo mediante relojes, calendarios y demás objetos hostiles,
lejos de las ciudades en las que se compra y se vende (oh, en ese jardín para la niña que fui, la pálida alucinada en los suburbios malsanos por los que erraba del brazo de las sombras: niña, mi querida niña que no has tenido madre (ni padre, es obvio)
De modo que arrastré mi culo hasta la sala 18,
en la que finjo creer que mi enfermedad de lejanía, de separación de absoluta NO-ALIANZA con Ellos
- Ellos son todos y yo soy yo -
finjo, pues, que logro mejorar, finjo creer a estos muchachos de buena voluntad (¡oh, los buenos sentimientos!) me podrán ayudar,
pero a veces - a menudo - los recontraputeo desde mis sombras interiores que estos mediquillitos jamás sabrán conocer (la profundidad,cuanto más profunda, más indecible) y los puteo porque evoco a mi amado viejo, el Dr. Pichon R., tan hijo de puta como nunca lo será ninguno de los mediquitos (tan buenos, hélas!) de esta sala,
pero mi viejo se me muere y éstos hablan y, lo peor, éstos tienen cuerpos nuevos, sanos (maldita palabra) en tanto mi viejo agoniza en la miseria por no haber sabido ser un mierda práctico, por haber afrontado el terrible misterio que es la destrucción de un alma, por haber hurgado en lo oculto como un pirata - no poco funesto pues las monedas de oro del inconsciente llevaban carne de ahorcado, y en un recinto lleno de espejos rotos y sal volcada -
viejo remaldito, especie de aborto pestífero de fantasmas sifilíticos, cómo te adoro en tu tortuosidad solamente parecida a la mía,
y cabe decir que siempre desconfié de tu genio (no sos genial; sos un saqueador y un plagiario) y a la vez te confié,
oh, es a vos que mi tesoro fue confiado,
te quiero tanto que mataría a todos estos médicos adolescentes para darte a beber de su sangre y que vos vivas un minuto, un siglo más,
(vos, yo, a quienes la vida no nos merece)

Sala 18
cuando pienso en laborterapia me arrancaría los ojos en una casa en ruinas y me los comería pensando en mis años de escritura continua,
15 o 20 horas escrbiendo sin cesar, aguzada por el demonio de las analogías, tratando de configurar mi atroz materia verbal errante,
porque - oh viejo hermoso Sigund Freud - la ciencia psicoanalítica se olvidó la llave en algún lado:
abrir se abre
pero ¿cómo cerrar la herida?

El alma sufre sin tregua, sin piedad, y los malos médicos no restañan la herida que supura.
El hombre está herido por una desgarradura que tal vez, o seguramente, le ha causado la vida que nos dan.
"Cambiar la vida" (Marx)
"Cambiar el hombre" (Rimbaud)

Freud:
"La pequeña A. Está embellecida por la desobediencia", (Cartas...)

Freud: poeta trágico. Demasiado enamorado de la poesía clásica. Sin duda, muchas claves las extrajo de "los filósofos de la naturaleza", de "los románticos alemanes" y, sobre todo, de mi amadísimo Lichtenberg, el genial físico y matemático que escribía en su Diario cosas como:
"Él le había puesto nombres a sus dos pantuflas"
Algo solo estaba, ¿no?
(¿Oh, Lichtenberg, pequeño jorobado, yo te hubiera amado!)
Y a Kierkegaard
Y a Dostoyevsky
Y sobre todo a Kafka
a quien le pasó lo que a mí, si bien él era púdico y casto - "¿Qué hice del don del sexo?" - y yo soy una pajera como no existe otra;
pero le pasó (a Kafka) lo que a mí:
se separó
fue demasiado lejos en la soledad
y supo - tuvo que saber -
que de allí no se vuelve

se alejó - me alejé -
no por desprecio (claro es que nuestro orgullo es infernal)
sino porque una es extranjera
una es de otra parte,
ellos se casan,
procrean,
veranean,
tienen horarios,
no se asustan por la tenebrosa
ambigüedad del lenguaje
(No es lo mismo decir Buenas noches que decir Buenas noches)


El lenguaje
- yo no puedo más,
alma mía, pequeña inexistente,
decidíte;
te la picás o te quedás,
pero no me toques así,
con pavura, con confusión,
o te vás o te la picás,
yo, por mi parte, no puedo más.


1971

AP escribió este poema durante su estadía en el Hospital Pirovano. El texto, tal como se reproduce, está mecanografiado y lleva correcciones hechas a mano por la autora.

La compra en la feria

Ya ha pasado más de un mes desde que conseguí este libro, que ya empiezo a releer sin siquiera haber llegado a terminar. Es que quisiera asegurarme a cada momento de que realmente las palabras siguen ahí. Cada vez que vuelvo la página es para preguntarme "es real todo esto?". Claro, en un sentido escrito al menos. Algo me pasa con este libro, un empacho o un hastío (un "ya es demasiado" por lo menos) que no se me ocurrió nada mejor que cambiar de libro. Darle una mordida a un sabor diferente, para no embotar el paladar y volver luego, con la cabeza despejada, a las páginas en las que estoy ahora, intentando distinguir en qué momento el texto se tornó tan ofensivamente propio, conocido y comprensible. Son incoherencias que uno entiende, un idioma nuevo conformado por palabras viejas. Alguna vez se me ocurrió que las canciones eran populares porque lograban que el público se identificara con ellas. Entonces, si alquien escribiera una letra a la que la gente dijera "ajá, yo tambien estuve igual/mira tú, tambien estoy en las mismas" entonces tendríamos la fórmula perfecta para los éxitos. Fácil, no?. El Libro que conseguí para desperezarme de Pizarnik fue "Crónica de San Gabriel" de Ribeyro, y no puedo dejar se sentirme mal por ello, porque es una buena novela y porque mi único interés al leerla fue sacarme de la memoria las palabras de Alejandra. Otro poco de culpa, porque no me tomó ni 2 horas darle curso al bendito libro, cuando esperaba que me entretuviera por lo menos una semana. Retorno a Pizarnik. Tenemos algo pendiente que ya no puede esperar.

Ponte el traje...♫

Recitar! Mentre preso dal delirio,
¡Actuar! ¡Mientras preso del delirio,
non so più quel che dico,
no sé ya lo que digo
e quel che faccio!
ni lo que hago!
Eppur è d'uopo, sforzati!
Y sin embargo, es necesario... ¡esfuérzate!
Bah! sei tu forse un uom?
¡Bah! ¿Acaso eres tú un hombre?
Tu se' Pagliaccio!
¡Tú eres payaso!

Vesti la giubba,
Ponte el traje
e la faccia in farina.
y la cara en harina.
La gente paga, e rider vuole qua.
La gente paga y aquí quiere reír,
E se Arlecchin t'invola Colombina,
y si Arlequín te birla a Colombina,
ridi, Pagliaccio, e ognun applaudirà!
¡ríe, Payaso, y todos te aplaudirán!
Tramuta in lazzi lo spasmo ed il pianto;
Muda en pantomimas la congoja y el llanto;
in una smorfia il singhiozzo e 'l dolor, Ah!
en una mueca los sollozos y el dolor. ¡Ah!

Ridi, Pagliaccio,
¡Ríe, Payaso,
sul tuo amore infranto!
sobre tu amor despedazado!
Ridi del duol, che t'avvelena il cor!
¡Ríe del dolor que te envenena el corazón!