El fin de la infancia

Este texto está protegido por una licencia


Chilhood's end
de Kaj Sotala
Diciembre 28, 2007


Aún luego de nueve años, la gente sigue fijandose en nosotros. Ya estamos acostumbrados.

La plaga que repentinamente hizo esteril a toda la humanidad no fue facil para la sociedad. Hubo pánico, disturbios, cultos del dia final. Pero eventualmente la gente se acostumbró y las cosas se calmaron, y los científicos volvieron su atención a buscar una cura.

Les tomó diez años, pero lo lograron. Luego de una década sin niños en el mundo, nuestra generación nació.

Los adultos decían que tuvimos una niñez extraña - Eso creo, aunque no puedo saberlo. Yo estaba acostumbrado a que todo girara alrededor de nosotros, desde las miradas que atraíamos a la industria entera, muerta una década, floreciendo nuevamente para cubrir nuestras necesidades. Cuando entramos a la primaria, habian pasado diecisiete años desde la última vez que alguno de los profesores haya enseñado a alumnos de primaria. A veces me pregunto si eso los hizo mejores o peores.

Los antiguos niños, la última generación nacida antes de la plaga, nos miraba con una mezcla de celos y desconfianza. Celos, porque antes ellos eran los únicos que tenian toda la atención. Un notable porcentaje de ellos aún usaba pañales cuando nacimos, a causa de padres poco dispuestos a dejar ir a los últimos bebés que podrian tener. Desconfianza, porque nosotros no compartimos su cultura. Todos los juegos y rimas tontas y locos rumores que pasaban de una generación de niños a la siguiente, secreto para los adultos, ya están perdidos. Nosotros nunca aprendimos de los niños que eran un poco mayores que nosotros. En vez de eso, decidimos hacernos nuestra propia cultura.

Nunca en la historia de la humanidad habia habido una generación como la nuestra. Hasta los adultos estaban un poco preocupados por nosotros, deprimidos. Ellos sabían que habían olvidado como se debería tratar a los niños pequeños, y temian haber cometido errores.

Yo digo: dejenlos temer. Eso hace las cosas fáciles para nosotros. Cada noche cuando rezamos, aquellos de nosotros que fuimos enseñados a rezar, secretamente agregamos un gracias por la plaga

Por hacernos únicos.

1 comentario:

Bz dijo...

hola, ahora ya te tengo añadido en mi blog, para visitarte a menudo...cuídate y que la pases bien recibiendo el nuevo año