A veces, en la obscuridad de mi habitación...

No hay comentarios.: