Cuando regrese a casa

¿De donde salieron todas esas imágenes? ¿Es acaso, tan ávida mi imaginación? que acaso secuestra sus sueños, o con ella se encuentra en ellos. Que poca vida, aquí afuera, para salir allá adentro, a esa otra jungla - la acogedora -. Me pierdo por querer decir querer creer querer querer - tal vez - que todo no fue sino un rapto de la imaginación. Mia a la de ella - o a ella -.
.
.
.
Ahora, mientras estoy despierto, pienso que de repente encontraré al regresar a casa, a mi imaginación, acariciando viciosa a la tuya, atada a alguna silla, o mejor aún, a las perillas de la cama. Al volver, la sorpresa será mutua, pero la tuya será mayor al ver que, sonriente, apago la luz y cierro la puerta, dejándote a solas, a merced de mi imaginación.

No hay comentarios.: