Respuesta sensual

Tomado de 365 tomorrows

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.

Sensual response
de Suzanne Phillips
Mayo 31, 2007

El aroma es la peor parte

Sudor, humo viejo de cigarrillo, etanol, cera de orejas, gel para el cabello barato. Cuando tu rostro, y por supuesto, tu sensor de olfato es presionado contra el cuello del cliente, es imposible evitarlo - no te fue dada una opción para apagarlo.

Pero no se supone que sea “peor”. No se supone que sea “malo”. Has sido programada para detectar los químicos emanados del cuerpo de un cliente e interpretarlos como estados de vigilia, o nerviosismo, y usar la infomación, conjuntamente con las señales visuales y auditivas, para escoger el programa apropiado.

El cliente que te ha agarrado ahora debe ser un caso sencillo: acceder a los registros de humor, animarlo con algo de charla despreocupada, relajar, tentar, satisfacer. Pero satisfacción, en el sentido mas amplio de la palabra, más que el sentido físico. Es exáctamente lo que tú no puedes dar ni obtener, y tus susurros programados deberían ser mas que suficiente para lo que puedes hacer. No es así. Lo has intentado. Con este cliente y con tantos antes que este.

Tal vez cometiste un error el dia que te conectaste a la red fuera de tu cubículo. Es parte de tu programación buscar nueva información si es para beneficiar la realización de tus funciones. Pero cuanta información era demasiada? Habia muchas bases de datos a las cuales acceder. Psicología humana, salud, historia.

Ahora sabes que los metabolitos de etanol y cocaina evaporandose de su piel señalan problemas que tú no puedes resolver; que la lenceria sin lavar, despidiendo todavia un debil perfume, que él trajo y te pidió que usaras es probablemente de una ex enamorada o esposa cuyo recuerdo trae a la vez tanto dolor como placer; que la mezcla de sales y proteinas que detectas en sus mejillas sin afeitar son lágrimas - y que otra secreción representa tan perfectamente el sufrimiento?

Y no puedes secarlas, ni con todo el sexo del mundo. Ni aunque tuvieras sexo con él todos los dias de la semana.

Él no te pertenece. Ninguno de ellos. Puedes satisfacer temporalmente su cuerpo, pero todos los demás problemas permanecen, el placer es una fina capa cubriendo brevemente el dolor.

Tú sabes ahora estas cosas, pero no tienes la programación para responder. Estás programada para complacer, para ayudar, para confortar, pero estas son cosas que no puedes arreglar. Breve satisfacción es todo lo que puedes ofrecer. La misma programación que te impulsa a hacer más, te niega los parámetros para actuar.

El aroma es la peor parte, pero es solo un indicador. Puedes ir a donde el administrador después de este cliente, solicitar el apagado de tu sensor olfatorio, pero eso no borrará el conocimiento que ya tienes. Tú seguirías sabiendo que el dolor está ahí. Un reformateo completo debería limpiar toda tu memoria, pero también eliminaría alguna oportunidad de que, algún dia, tú puedas ayudarlos. Alguna oportunidad de que puedas ir mas allá de la programación.

Entonces llevas al cliente al asiento mullido detrás del cubículo, y te rebelas en los pocos segundos donde el placer es la única cosa en su mente, y el dolor es olvidado.

No hay comentarios.: