La nebulosa Trifid

Tomado de 365 tomorrows

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 2.5 License.

The Trifid nebula
de Patricia Stewart
Junio 28, 2007

El UES Celeste estacionó en las fronteras de la nebulosa Trifid y soltó dos sensores estacionarios que fueron atados uno al otro. El capitan Briggs estudió los datos en pantalla sospechosamente. “Bien jefe, que hará con esto?”

“No lo sé capitan. De acuerdo a nuestros registros, El USS Baychimo desapareció hace 81 años, y el USS Joyiya 113 años antes de eso. La suma de tripulación y pasajeros dan un total de 244. Todos fueron dados por perdidos.”

“Cree usted que alguien pueda seguir vivo?”

“Sus descendientes, quizás. Ambas naves parecen tener energia, pero no están respondiendo a nuestros saludos. recomiendo que tratemos de abordar el Baychimo. Su configuración de escotillas es más parecida a la nuestra.”

“De acuerdo, jefe. Lleve un equipo de seguridad y un equipo médico con usted. Y, jefe, quiero que mantenga un canal abierto todo el tiempo”

La lanzadera de la Celeste se colocó sobre la portezuela de la Baychimo y las abrazaderas magnéticas se aseguraron firmemente al casco. Luego de que la cubierta automática hubo sellado el perímetro, el tunel fue presurizado. el jefe sacó una llave de tuercas y golpeó la entrada del Baychimo tres veces.

Para su asombro, la entrada se abrió lentamente desde adentro. Cuatro hombres armados sujetando antiguas armas de percusión se pararon al otro lado. una mujer, que al jefe le pareció que se encontraba al final de sus 40 años, se abrió paso entre los hombres armados en dirección al jefe. “Soy la capitán Cornwell. Quien es usted, y por qué ha abordado mi nave? está interfiriendo con una misión de rescate.”

“Lo lamento señora. Creímos que necesitaba ayuda. Esta nave ha estado perdida desde hace 80 años.”

“De qué está hablando? Dejamos el puerto espacial hace 6 meses. Estabamos cerca a la nebulosa cuando encontramos al Joyiya. Ha estado perdida por más de 100 años. Nuestro equipo EVA reportó haber visto gente viva a través de las ventanas de observación.” Hizo una pausa de unos pocos segundos, y luego continuó “Ahora que lo pienso, tal vez pueda ayudar. No podemos acoplarnos al Joyiya a causa de su anticuado sistema de ingreso. Pero parece que usted si tiene esa capacidad, aunque no sé como. Nosotros somos la nave insignia de la flota.”

“talvez sea mejor, capitan Cornwell, si nos acompañara al Joyiya. Creo que necesitaremos traer a su capitan y volver a mi nave. Hay ciertos factores complicados que necesitamos discutir.”

Tres horas después, el capitán Mills del Joyiya, y los capitanes Cornwell y Briggs estaban en la sala de informes ejecutivos de la Celeste. “Lo lamento, esto realmente debe ser un golpe para usted y su tripulación,” dijo el capitán Briggs. “Encontrar de repente que todo lo que dejaron atrás ya se ha ido. El ser lanzado décadas hacia su futuro por un fenómeno que no entendemos. No puedo siquiera imaginar lo que debe ser eso.”
Justo en ese momento, una persona vestida de uniforme se materializó de la nada en medio de la habitación. “Hola,” dijo con una sonrisa. “Soy el capitán Fokke del UFP Dutchman. Ah, usted debe ser el capitan Briggs. Nuestro rastreador de ADN nos informó que seguía vivo. Esto es completamente asombroso. Creíamos que la tripulación de la Celeste habría muerto hace 130 años. Pero, se vé como si no hubiera pasado ni un dia. Como podemos ayudarles?”

No hay comentarios.: