Tareas

no tengo tiempo ni para responder correos. Me hacen falta horas para terminar lo que tengo pendiente cada dia. Es raro, es casi algo bueno, no tener tiempo para pensar. Pero todo termina. Tarde o temprano volveré a prestar atención a las voces que me atormentan.
.
.
.
pero mañana... a trabajar, aunque sea domingo.