El soundtrack del dia

Y dice "adios" el Sumidero
aún abrazo tu sombra y ni me entero
Sube y da vueltas y alcanza a mirar
pero no ve ni su sombrero.
La moneda ke gira se fue a su entierro
aún llevo tus ojos como un incendio
Si detienen el mundo yo me bajo primero
Pues se oye mejor akí en silencio...


finalmente estoy ciego. No es distinto a poder ver. Les diré que, igual que antes, palpaba mis botones y desabotonaba. Igual que antes deslizaba la camisa fuera de mis hombros y la dejaba junto a la silla. El polo y el cinturón. Todo igual. La cama a pocos pasos frente a mi. Igual que antes dejaba a mi cansancio desatar los pasadores y caer los zapatos. A este cuerpo arremolinarse entre las sábanas. Esta vez sentado sobre mis pies dejé caer la frente. “Pensé que esta vez sería diferente” me oí decir sin voz. Era verdad. Me recordó a aquella carrera en la que ya no tenía contrincantes. Había olvidado que la finalidad de una carrera era llegar a la meta. Yo solo seguía corriendo, solazándome en el placer de sentir este cuerpo en movimiento, sin importarme ya el resto de competidores que pasaba a mi lado...

A que viene todo esto? Que sucede? que estoy cansado. El de ayer fue un día de quince minutos, uno de esos días a los que uno se arriesga cuando decide vivir...

Alcánzame esa luz: te kiero
No me la apagues ke aún no veo

No hay comentarios.: