El ruido de un trueno

-¿No podríamos -se preguntó a sí mismo, le preguntó al mundo, a los oficiales, a
la Máquina-, no podríamos llevarla allá no podríamos hacerla vivir otra vez? ¿No
podríamos empezar de nuevo? ¿No podríamos ... ?


No. No podríamos.

...


Oceania



Bjork

Vaya dias. No me quejo. El que se queja es este cuerpo que a veces suele contenerme. De a pocos se avanza - a donde? - de a pocos se avanza.
No solo es este cuerpo. Es esta mente que últimamente anda convencida de que es cuerpo, empeñandose en probar los aromas, tactos y sonidos. Para la próxima vez, unicamente dejaré a la emoción entretenerse en este ser. Ojos fuera, ideas fuera. EOF()

No hay comentarios.: