Ella

Tal vez hayas encontrado
razón para ser
para tu paso apurado
la salida de esta,
nuestra presencia.

No diré
nuestra compañia.

Así seamos miles
que riamos y
conversemos
al abrazo
de un cafe o un vino

Solos siempre
en un momento de silencio

Silencio que logra
inundar nuestros oidos
atropellando las palabras
las risas. El ruido.
Ultima oración

Por tanto tiempo
vivido. No, transcurrido

No sabemos
(ni nos importa)
de justicia
o justificaciones
(como la comtesse)

Somos nosotros,
no el juicio, quien dictamina
esta, la nuestra,
dosis de seconal
de cada dia

De la cobardia
- del temblor de las manos -
Libranos señor


a Pizarnik

No hay comentarios.: