“Everybody wants to rule the world”

(again)



"... buceando en esa angustia ke no sabe
ké dirección tomar..."


Es la imagen que se me vino a la mente al escuchar ese verso en la oscuridad de mi cuarto. Asociación de ideas, que le llaman.

"Rainy Days never say good bye..."





Manuscrito nacido en un microbus en movimiento (mi letra normal es - solo un poco - mas entendible)

Ha sido una semana de mucho trajín...

(es todo lo que puedo decir de la semana mas cansada de mi existencia desde que tengo memoria?!!!). Ya para el martes deseaba que fuera viernes, para salir a vagar, oir declamar en el parque, perderme en calles en las que ya no me diluyo, volver a caminar en la noche... pero recién era el atardecer de un martes. Claro que luego tampoco pude ir al parque esta semana. No se ha acabado el mundo, iré luego.


“Yes, I’m still running”
(Anochecer de un dia de miercoles)
A pesar de tantos cambios, no he dejado de amar los días de lluvia
"I must leave this place...in one way or another"... es la idea que ronda mi mente desde hace tiempo (pensando en inglés? esto ya es demasiado -_-'). Mientras, Freddie animándome a jugar el juego…
lástima que yo no sepa jugar.

(La imagen de un niño, sentado al borde de la vereda, mientras ve a los demás corretear – fantasmas inubicables – en la pista)

Quisiera tener...
(Era el décimo minuto del día jueves, de una semana que a duras penas terminaba, de un año que recién empieza...)
  • Una palm: para no tener tantos apuntes desperdigados en la mochila, el escritorio, en mi cama...
  • Una grabadora de sonidos: Para aprisionar voces, extrañas a mi silencio, y poder decir, por ejemplo: “Estas eran las olas del atardecer del 24 de diciembre” o “esta eras tú, la noche en la que no supe retenerte o acercarme”

...

Maldición! Debo estar muy desanimado para volver a escribirte.

No lo tomes a mal. A veces digo que sí, que eres aún importante, con voz de “ya pues, que más queda”, que me llego a creer en mi fuero interno (que tontera la de la línea anterior, eh?). Continuaría diciendo “... pero ambos sabemos que no es así...”

Pero el hecho es que, después de tanto andar, no me he movido siquiera un poco.
Así, tan posesiva como suena la - incorrecta - frase: Quisiera tenerte.

Serenando

Veo las palabras afectar, y deseo detenerlas antes de que rompan algo. Talvez por eso me cuesta hallar las palabras. Me repugna aprisionar un concepto, una idea – esta emoción – en palabras que muchas veces pierden mi/su sentido. O es que yo les doy un sentido distinto a las palabras, aquel sentido que – pienso yo – debería tener cada palabra. Convirtiéndome en un nuevo Adán, dándole nombre a todos los seres de mi propio in(f/v)ierno.



Encontrándome?

Tal vez todas estas líneas buscan ocultar aquello que no deseo, finalmente, contar. “Porqué no te mencioné a ti también, por lo de la mañana de ayer?”, por ejemplo.

... todos deseamos salirnos con la nuestra. No hay nada de malo en intentarlo, eh?

No hay comentarios.: