Disciplina

Lo acepto. Ni una solitaria linea cuando hubiera podido, y ahora corriendo en la oficina sin descanso ni sosiego. Es bueno soñar. Es excelente soñar!... la mejor parte es poder despertar para hacer el sueño realidad. Bueh... ya salió el optimista que nunca extrañe. Bien, pues aqui estoy sin un minuto para pensar en los tormentos que me esperan, extrañando lugares que nunca acariciaron mis ojos y voces que nacieron en algún lejano lugar. He de terminar, he de cumplir! he de persistir. Así dejo de pensar, aunque para ello prefiero bailar.
la semana pasada estuvo marcada por el nacimiento de 2 indisciplinas (a las cuales no sé que nombres poner) felices. Estoy pensando seriamente en permanecer asi de indisciplinado.

No hay comentarios.: