Cuantas deliradas para ciertos dias de trabajo

Aca en la oficina se acabó el orden
Teleoperadoras correteando al grito de batalla "NO HAY JEFEEEESSS!!!"... creo que si supieran la contraseña de alguna PC con privilegios, tendrian los parlantes al maximo volumen con todos los mp3 de (me tiemblan los dedos) "aguamarina!". Uff. Por suerte estoy aqui, con mi cara de serio y mi fama (es que no me conocen pe') de malo, imponiendo orden y temor. Se la creyeron?... na'a!
Se apuran que es navidad, que el tráfico va a estar pesado, que... ah, todo eso, el tema es que ya se van y yo me quedo aca tranquilo escribiendo y (al fin) poniendo la musica que me place. Compañero de trabajo alzando una ceja al escuchar los "ruidos" iniciales de una cancion desconocida, tratando de hacer entender que si, que le vacila la musica, cuando su cara se contrae con cada golpe melódico que no puede prever (como malacostumbra la programación radial, verdad?).
Escribir en trance es dificil en estos dias, aunque, paradójicamente, lo disfruto más. Nada mejor que saber que has vencido al mundo que te rodea, con sus ruidos, sus preguntas vanas, sus rostros desinteresados y estás aqui, frente al monitor, perennizando aquello para lo que no te atrevias a contener en palabras.
Al menos por esto vale la pena quedarse hasta tarde "trabajando".
Luego de haber huido de una reunión alcohólica (hay que guardar las apariencias - digo yo -)... na'a... me llega altamente.
Para luego llegar tarde a una reunión. La proxima no me entretengo ni aunque me digan que se murió mi gato.
Luego, dias después, el cine. Vaya que valen esos dias en los que crees que la vida bien puede consistir únicamente en ellos, y se dará por bien empleada: una vereda en compañia de los que nunca fallan, conversando y riendo. Recordando y haciendonos de mas recuerdos. cada uno toma lo que mas le gusta: Una sonrisa por aqui, unas cuantas frases por allá. el aroma de una respiración relajando mis sentidos... aaahh...
Hey, yo me voy antes que cambien la cerradura de mi casa, o antes de que vuelva el delirante atormentado a estas líneas.

Lúbrico:
(vaya que lo fué)

Hey, que fué un gran dia aquel en que no pensé ni recordé. Aquel en que no pude ni asistir a mi entierro.
Sabores, olores, sensaciones... sonidos!. Quien me imaginaria perdido en esta marejada de sensualidad, con cada sentido alerta a la siguiente - siempre imposible de prever - caricia.

Ya se acabó el juego

y tengo un regalo para probarlo. Jaja, me siento idiota, tan cerca y ni me daba cuenta. Encima me preguntaba si ya sabia quien era. Si es para matarse de risa.
Está por acabarse el año, y yo apenas me doy cuenta. Si no fuera por los abrazos que me cuesta tanto aceptar, sería un dia de trabajo más.
Ayer, empezando el trajín por conseguir los regalos para mis amigos, pensé en lo diferente que estaba siendo esta fecha para mi:

- ... donde está ahora ese pesimista interior? - me pregunto mientras le doy las ultimas cucharadas a mi yogurt - debe estar en casa... ya iré a botarlo cuando llegue -. O talvez sea él quien me bote a mi. Bien! ambas opciones son excelentes, ya que hoy no está en mí...


Vayan las gracias y todo mi cariño a aquellos que llegaron a palpar la inexistencia, al intentar empujarme/abrazarme.
Ya me reconozco apenas como aquel ser humano que perdió la fe en las palabras, a pesar de ser aquellas, su único patrimonio.

Felicidad

Son momentos tranquilos escuchando tu risa.
Son Cálidas noches oyendo tu voz.
Moldeando hoy una burda imagen de alquel momento, pinceleando con piedras en la arena del desierto.
Anhelando perennizar una imagen que se llevará la próxima tormenta

Que puedo decir?

Es demasiado para mi. Los gritos de desesperación inexpresable no se van, no se irán hasta ser atendidos. Tienen toda una vida para ello. Tienen toda MI vida para ello. Debo salir de aqui y cumplir con algunas obligaciones de persona cuerda. Comprar regalos, salir a comer, dejar de escribir. Palabras que se atropellan por salir, al ver que la salida se empieza a cerrar.
Estás ahi afuera, no lo sabes?
Estoy buscandote donde me gustaría encontrarte, no donde sé que te encontraré.

No ceder, no cesar. Aunque la razón ya no dé para más!!!...
La rebelión consiste en mirar una rosa
hasta pulverizarse los ojos

Como lo llamaré?

Supongo que borrachera. Eso sería, si pudiera buscar en un diccionario algo así. Renuente a ponerle nombre.
Ver desde la oficina los fuegos de artificio, que debería haber visto mirando hacia arriba (perdón por la falla, amigos).
Al regresar (despertar?) escuchando (finalmente, por primera vez) tus Ojos de videotape, que me asaltaron en plena calle, ante la indiferencia del resto de transeuntes. El frio - ... el mundo gira al revés... mientras miras esos ojos de videotape - . Comprendo tu preferencia. comprendo tu comprensión (al menos en lo referente a ellos).

Gatojugueteantepupilascirculares
manazas expectantes
Gatobuscantesombraparlante
pared maullante Gatoluz gatoplumbeo
(o era gatoplumbeo Gatoluz?)
Sombra cansada Gato ojiabismo
Gatoatacantesombrasangrante
Gatomordiente Sombradiscordante
Gatoojiabismopanzallena
ronroneo sin sombra del alba


Tal vez le quede bien algo así como:

Historia del gato que devoró su sombra creyendo que era una rata

Es probable que en realidad no quiera verlos

Que nadie me apague esa luz... para poder ver sus ojos

Depurando... de 103 a 51. Tantos contactos? tan pocos. Tan ninguno. Es otra semana que se me ha escapado entre los dedos, deseando que aquella razón con nombre y apellido se decida a hacer lo que yo no me atrevo. Es una forma de ser. No, es una forma de parecer. Imagen.
No aparecí esa vez. No quería (no quiero) aparecer y ser yo entre todos ellos. Ya no sé que hacer en esos casos. Tal vez mi memoria borró aquellos momentos que las fotos me enrostran: - tu estuviste aquí, con ellos - tu sonreíste en ese lugar - tu te emocionaste en aquella voz -. Hay un ruido vacuo en mi memoria cuando trato de entrar a esos momentos. No tengo la mas remota idea de como actuar.

Lo encontré...

Sabia que sería especial al encontrarlo. La voz en la oscuridad con un sonido siempre nuevo.
Encontré Hospicios para aquellos demonios que bregaban por violentar y destruir todo a su paso. No solo violencia. No solo al exterior. Solo locura.

Leo. Persisto?

No lo sé. Intento escribir lo que ha sucedido. Todo lo que he visto. Todo lo que espero. No hay palabras en esta voz.
La oficina a punto de ser reducida a escombros (virtuales, por ahora) por culpa de un maldito virus y por el culpable de siempre: aquel usuario que no le importa aprender que no debe ejecutar adjuntos que provienen de gente que no conoce o adjuntos que no ha solicitado... y quien carga con el muerto? sistemas, como siempre. Es para mandar al usuario a la isla de los extras...

Eso es una de tantas. Pasando a otro tema: Feria del libro en el Parque Kennedy!!! a ver que encuentro de nuevo (vamos, que mas barato me sale en Quilca). A latear se ha dicho.
Explicación, concepto, algo!... (HELP!!!)

Oficina: Como se juega el juego del "amigo secreto"?